El poeta Rojo Córdova insiste en el poder curativo de la palabra para entenderse a uno mismo, y más en la situación actual de la pandemia de coronavirus. FOTO: EFE/Cortesía Rojo Córdova.

México, 12 ago (EFE).- El poeta Rojo Córdova insiste en el poder curativo de la palabra para entenderse a uno mismo, y más en la situación actual de la pandemia de coronavirus, por lo que ofrece un taller abierto a personas tanto con poca como con mucha experiencia en esta disciplina.

“Es curativo acercarse a la palabra y tener herramientas para expresar lo que uno siente. Este taller justo va hacia eso, creo que la poesía es una válvula de escape, en el momento en que la persona tiene herramientas para expresarse puede tomar en las manos su vida”, explicó a Efe el autor, que lleva más de diez años organizando eventos de “slam” de poesía y micrófonos abiertos.

Aunque aseguró que la escritura o la lectura no son instrumentos mágicos que reparen el alma de todos los que las practiquen, consideró que el humano de manera natural puede utilizar la palabra como “espejo”.

El taller “Spoken word (palabra hablada) ¿Postpandémico?” está dirigido tanto a personas que ya tengan experiencia en la escritura como a quienes quieran iniciarse en ella, ya que se basará en la exploración de versos, rimas y ritmos mediante juegos de rap o de poesía en voz alta. También habrá una parte un poco más teórica.

Serán un total de cinco sesiones empezando el último jueves de agosto en las que el autor compartirá su experiencia y su conocimiento después de muchos años en la escena.

JÓVENES COMO PROTAGONISTAS
El poeta afirmó que esa escena siempre la ha visto plagada de gente joven a pesar de que muchas personas consideran que las nuevas generaciones no dedican tiempo a la lectura o a la escritura.

“La comunidad que asistía a los ‘slams’ de poesía y a los micrófonos abiertos que yo organizaba y a varios eventos en el área metropolitana eran jóvenes nacidos en las décadas de los años 80, 90 y 2000. Parecería que son una especie de ‘rara avis’ pero yo llevo organizando estos eventos más de 10 años y los jóvenes siempre se han acercado”, matizó.

Lo que sí reconoce es la importancia de lo virtual y de los dispositivos móviles, que han pasado a ocupar un lugar importante en la vida de muchas personas, sin restar valor a la necesidad de llegar también a quienes viven en lo analógico.

A pesar de mostrarse motivado, Córdova reconoció que el momento actual es “terrible” para las personas que se dedican al arte y a la cultura pero insistió en que todos están tratando de ver cómo va a ser la normalidad de aquí a dos o tres años.

“Hasta el momento en que no esté disponible para todos la vacuna del coronavirus no vamos a poder organizar eventos como antes”, recordó.

“Tenemos que estar viéndonos en el espejo de la humanidad, cuidarnos y ver cómo conectar con nuestro público desde la distancia. Ya hay un público, esta mudanza hacia lo digital ya se está dando, muchas personas que están pagando para eventos en línea porque la gente quiere también conectar con los creadores”, añadió.

En la misma línea, insistió en la importancia de lo local y de trabajar de manera comunitaria replanteando modos, por lo que su taller podrá pagarse con dinero pero también con despensa, de manera mixta o con trueques de algún tipo.

“Mis pares internacionales están volviendo todo hacia lo local: empiezas a ver qué puedes hacer en tu barrio, todo se va a convertir en núcleos muy participativos y comunitarios. En este momento ya he visto varios estudios y publicaciones que desde febrero hasta ahora los ricos son más ricos y los pobres más pobres, tiene que haber mucho trabajo en la comunidad porque la brecha de acceso a eventos culturales se abrió muchísimo”, sentenció.

Por todo lo anterior, invitó a todas las personas interesadas en comunicarse consigo mismos y con los demás a participar en el taller que estará impartiendo bajo la organización de El 77 Centro Cultural Autogestivo de Ciudad de México.