El maltrato animal se da en parte por la falta de educación

Maltrato animal. FOTO/NOTIMEX

Guadalajara, 3 Sep (Notimex).- El director de la División de Ciencias Veterinarias del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA), Juan de Jesús Taylor Preciado, afirmó que el maltrato animal se da en parte por falta de educación.

En entrevista con Notimex, el investigador señaló que el maltrato a los animales “se da en parte a la educación que hay, cada país tiene un trato específico que le da a los animales de compañía y a los animales de producción”.

Hay lugares -dijo- donde se tiene más respeto a los animales, generalmente las corrientes de cuidado, protección y bienestar animal vienen de los países con más cultura, ya que las naciones con menos educación son las que tienden a maltratar más a los animales.

El maltrato que más afecta al animal es el físico, pero también hay casos en que la gente no se da cuenta de que daña a su mascota de diversas formas, como es el caso de tener razas de perros, por ejemplo, que tienen pelo largo en lugares de clima subtropical o tropical.

La gente que no percibe que un perro San Bernardo, por ejemplo, que tiene pelo largo y son razas para climas fríos, los tienen donde hace mucho calor como es el caso de nuestra región, y esto es un maltrato que se les da, sin darse cuenta el responsable del animal.

Manifestó que tener un perro abandonado en la azotea o simplemente tenerlo confinado a una casa sin sacarlo a pasear, ya es parte del maltrato., e incluso en países muy desarrollados, se ve que hay un tipo de maltrato que se da a los animales desde el punto de vista genético.

“Por ejemplo, perros de la raza Shar Pei, que tienen su piel muy arrugada, ahora en los concursos se busca tengan el mayor número de pliegues en la piel y genéticamente se hacen modificaciones para que los tengan, lo cual les causa malestar y más enfermedades”, apuntó.

Añadió que la gente ahora quiere perros de raza pug, y se hacen alteraciones genéticas que éstos sean más chatos, por lo que cada vez esos animalitos tienen problemas respiratorios.

Lla gente no se da cuenta y les causan trastornos a los animales, “pero todavía es más grave cuando se les hace un maltrato físico como tenerlos en la azotea al rayo del sol y no darles agua suficiente y alimentos, situaciones que vemos con frecuencia, puntualizó.

Explicó que una cosa es hablar de bienestar animal y otra de protección a los animales, “por ejemplo, cuando uno se refiere a bienestar de los animales hablamos de lo que se conoce como las cinco libertades de los animales”.

Existe un estudio sobre una serie de libertades, que se refiere a que los animales estén libres de pasar hambre y sed, libres de sufrimiento e incomodidad, libres de lesiones o de enfermedades, libres para expresar una conducta normal, y libres de temor o estrés.

Cuando se habla de protección, explicó, “nos referimos a otro concepto, al de proteger su vida y su salud, por ejemplo, está el caso de la protección de especies, como el de la tortuga marina, en donde la Universidad de Guadalajara (UdeG) hace diversas actividades para protegerla”.

El tema de los animales en los zoológicos y en los circos “es muy espinoso, porque nosotros nos preguntaríamos hasta qué punto un animal de estos cubre las cinco libertades, o cuántas de estas libertades se cubren al respecto”.

Agregó que hay animales en los circos, en los zoológicos o en los acuarios que están libres de hambre y sed, o de sufrimiento e incomodidad, “entonces es cuando nosotros nos preguntamos si un animal confinado tiene estas libertades o no”.

Indicó que por otro lado, un animal que está libre en la naturaleza gozará de bienestar cuando llueve, pero cuando tiene hambre, no tiene un lugar donde dormir o refugiarse, es cuando entran ciertas circunstancias qué considerar.

Puntualizó las buenas prácticas en la producción animal “es un tema que se debe analizar con cuidado; por un lado tenemos un problema de desnutrición en la gente a nivel mundial, una deficiencia de alimentos en diferentes países, y por otro lado tenemos la necesidad de alimentos cada vez más baratos, y se busca que su producción sea lo más económico posible”.

Un libro de los años 60 en Inglaterra que se titula “Animals Machines”, donde la escritora consideraba que los animales eran como máquinas de producir alimentos para el humano, es un asunto de análisis porque por un lado hay necesidades del humano y por otro son a costa del bienestar de los animales.

Hace tres años se aprobó la Ley de Protección y Cuidado de los Animales en Jalisco, “fue un buen intento para protegerlos, pero desafortunadamente no se hizo una buena consulta pública y ahora en esta Legislatura hemos empujado para que se modifique esa ley”, afirmó.

Comentó que junto a otros especialistas organizaron alrededor de 15 foros de consulta popular en diferentes municipios de Jalisco, “fue muy enriquecedora la participación de la gente con la finalidad de incluir temas que no estaban en la primera ley, para que quedara más completa”.

Ya se incluyó desde el año pasado un capítulo en esta ley “para castigar el maltrato animal y prueba de ellos hace unos días fueron captadas unas personas a través un celular cuando lastimaban a una perrita y ya los metieron a la cárcel, ahí se aplicó esta ley, lo cual me parece bien para que la gente entienda que no debe maltratar a los animales”, destacó.

Subrayó que trabajan en varios sentidos la legislación es fundamental, por lo que se necesita que sea aprobada la Ley General de Bienestar Animal, cuya iniciativa está en la Cámara de Senadores.

“En esa iniciativa intervenimos mucha gente para que se apruebe esta ley con carácter nacional, para que todos los estados se alineen en ella”, puntualizó.