–¿Qué se propone a futuro como proyecto de país y dónde están las mujeres?

elecciones
Son tiempos de elecciones. Y la ciudadanía elegirá entre diferentes propuestas para el futuro mediato e inmediato.

Son tiempos de elecciones: a la Presidencia, a gubernaturas en varias entidades incluida la Ciudad de México. Por tanto también la ciudadanía podrá elegir entre diferentes propuestas para el futuro mediato e inmediato. Ahí se verá si han incorporado a las mujeres y sus preocupaciones o necesidades, en sus respectivos proyectos.

Estas propuestas se han delineado por cada uno de los candidatos: Andrés Manuel López Obrador, José Antonio Meade, Margarita Zavala y Ricardo Anaya. Adicionalmente la Universidad Nacional Autónoma de México a través de la Coordinación de Humanidades y el Programa Universitario de Estudios del Desarrollo, formuló un documento denominado: “Propuestas estratégicas para el desarrollo 2019 – 2024.”

Este primer documento lo coordinan Rolando Cordera y Enrique Provencio, maestros universitarios. En cuanto a las propuestas de los partidos políticos y sus candidatos es importante que se abran y discutan en los tres debates que se realizarán el 22 de abril en la Ciudad de México, después el 20 de mayo en Tijuana y, por último, el 12 de junio en Mérida, Yucatán.

La necesidad de plantear alternativas y rutas para el proyecto de país no obedece exclusivamente a los “tiempos electorales”; atiende o trata de atender una necesidad ingente de resolver la problemática por la que atraviesa todo el país, ya sea en la esfera económica, pobreza y la enorme corrupción; la política o en la terrible violencia que permea todas las actividades de millones de personas, pero en forma muy particular de las mujeres.

Las propuestas elaboradas en la Universidad como su nombre lo dice son estratégicas y se desagregan en cinco Ejes Propositivos:

I. Redistribución del ingreso; II. Pobreza en el marco de los Derechos Humanos; III. Crecimiento inclusivo y sostenido; IV. Desarrollo territorial y sustentabilidad y, V. Política y Geopolítica en las relaciones globales de México.

Todos y cada uno de ellos atañen a las mujeres y a las niñas. Inciden directamente en su posible desarrollo -presente y futuro-, como seres políticos, económicos, en las brechas de desigualdad y en la construcción de su entorno sociocultural.

Además, hay que señalar que tanto el proyecto de la UNAM como el del candidato a la presidencia Andrés Manuel López Obrador (AMLO), tienen una posición muy crítica al actual modelo de desarrollo neoliberal, capitalista y globalizador.

Al respecto, proponen cambios determinantes para una nueva alternativa de desarrollo, donde la pobreza no sea la piedra filosofal y no se generen las enormes desigualdades que hoy padece la mayoría de la población. Y de nuevo estos elementos se agudizan en las condiciones de las mujeres.

QUE AUMENTEN LOS INGRESOS DE LAS MUJERES Y SUS CONDICIONES DE VIDA

El citado documento contempla en materia de redistribución del ingreso (término borrado del actual modelo económico), un énfasis en hogares que menos perciben y personas cuyas entradas dependen de las remuneraciones al trabajo. Mediante políticas fiscales, económicas y sociales con orientación redistributiva y en el horizonte de un crecimiento más alto que el registrado en las ultimas dos décadas, y centrado en la generación de empleos mejor remunerados.

II. Pobreza en el marco de los Derechos Humanos.

Se considera factible la reducción acelerada de la pobreza, por un lado como resultado las propias políticas redistributivas, y por otro por los beneficios de un crecimiento mas incluyente. La reducción de la pobreza se asocia, de entrada, con nuevos enfoques de políticas públicas, basados en el ejercicio y garantías de los Derechos Humanos.

Ver gráfica aquí

Hablar de pobreza y Derechos Humanos casi siempre lleva al tema de la alimentación de la población y si alcanzan los ingresos (básicamente salario) para comer, mal comer o de plano NO comer.

Según la información documentada en la propuesta de la UNAM el gasto en alimentos de la población que está en el decil (nivel) X, es de un poco más de la mitad de sus ingresos (61.1 por ciento); mientras que aquella que se encuentra en el nivel más bajo (I) alcanza 90.1 por ciento, prácticamente todo su ingreso es para mal comer. La desigualdad es impresionante en los renglones de: consumo de proteínas de origen animal; carbohidratos y grasas y no se diga en el gasto en alimentos fuera del hogar (ver gráfica).

Desde luego que es indispensable modificar esta situación con un crecimiento inclusivo y sostenido, acompañado de un desarrollo territorial y sustentabilidad.

Respecto al eje denominado: Política y geopolítica en las relaciones globales de México, éste ha cobrado una muy especial relevancia por dos factores básicos: la llegada del Presidente Trump en Estados Unidos, con su política racista y xenofóbica, antimigrantes y desde luego la revisión del Tratado de Libre Comercio entre México, el país vecino y Canadá.

Bienvenidas sean todas las propuestas que le apuesten al crecimiento sin pobreza, a disminuir la desigualdad económica y de género; y por supuesto, reducir esa dependencia y sometimiento a Estados Unidos y su agresivo Presidente.

EL 2019 SEGÚN LA SECRETARÍA DE HACIENDA

En este mes la Secretaría de Hacienda y Crédito Público presentó los principales lineamientos que darán sustento al paquete económico del año 2019 (obviamente de total continuidad) mismos que se señalan a continuación:

Recorte del gasto programable de 12 mil 200 millones de pesos
Crecimiento de la economía en un rango de 2.5 al 3.5 por ciento
Tipo de cambio 18.40 pesos por dólar
Precio del petróleo 51 dólares por barril
Claro, este escenario depende mucho de quién gane la Presidencia de la República. Hay que cuidar muy bien el voto.

* Economista especializada en temas de género

twitter @ramonaponce
(Carmen R. Ponce Meléndez)