Intereses políticos y económicos “mueven” a RedQ

Más allá de inconformidades y críticas, por la supuesta infuncionalidad del programa de transporte RedQ que impulsa el gobierno del Estado, están los intereses políticos y económicos, por un lado de los partidos políticos que buscan llevar agua a su molino, “moviendo a la gente” y por el otro el golpe a la corrupción y mal servicio que siempre han prestado a los usuarios los chóferes y concesionarios, que son los que “por abajo” descalifican el programa.

Los ciudadanos son espectadores del desarrollo del programa RedQ, pues antes había quejas porque el gobierno no ordenaba al transporte público, y cuando lo hace, nadie esta dispuesto a pagar el costo temporal del ajuste. Este sistema es una realidad desde hace años en ciudades europeas y funciona bien en cuanto a movilidad.

Tener vehículos que contaminen menos, chóferes que dejen el estrés de cubrir la cuota y alcanzar a llevarse el extra, a costa del mal servicio; transbordar sin costo o a mitad de precio; regularizar y ampliar la cobertura de rutas; hacer efectivos los descuentos para personas con capacidades diferentes, adultos mayores y estudiantes; equipar las unidades para el uso de tarjetas de prepago y poner en operación lugares de recarga; beneficia a todos, hasta a los particulares, con menos aglomeración de autobuses en ciertos puntos de la ciudad.

Desde el inicio del proyecto RedQ, que impulsa el Gobierno del Estado, se han presentado inconformidades de los principales interesados en el tema: los dirigentes de los partidos políticos, que sin ser usuarios, han desgastado a la ciudadanía. Han aportando propuestas o ajustes y aun así se han subido al barco de reprobar este programa, provocando manifestaciones y manoseando la información.

la fotoMarcos Aguilar “dice” que falta transparencia e información, el señor diputado solicitó información el viernes casi al término de la jornada y el lunes a primera hora comienza la presión, con que hay muchos ciudadanos solicitando información, insatisfechos por la falta de respuesta. ¿Qué va a hacer con el cotejo de su interés?. Escudriñar para después evidenciar omisiones, gastos y fallas.

Aguilar Vega dijo que “se vive uno de los momentos más críticos de la historia” y es verdad, porque las mejoras se hacen con propuestas, no con críticas. Al diputado le toca creer y ver que Querétaro se mueve, a pesar de los opositores. La realidad es que hay información para los usuarios, sin embargo la apatía de unos agrandan las inconformidades de otros, alimentado la falta de voluntades.

José Luis Báez Guerrero, Alejandro Delgado Oscoy, Marcos Aguilar Vega, “voces del ciudadano”, de Acción Nacional, tienen enfoques diferentes a las del ciudadano que si es usuario. Actores de este partido político han ofrecido propuestas que se han integrado satisfactoriamente al programa y aún así no desisten al golpeteo.

La diversidad de necesidades es difícil afrontar, ningún gobierno puede hacer esto en un par de semanas, ninguno lo puede hacer sin tocar intereses, sin ocasionar eventual incomodidad a concesionarios, chóferes y usuarios, pero ninguno se atrevió antes a un proyecto que involucra a tanta gente.

Ciertamente al gobierno, le faltó en un proyecto tan ambicioso, hacer más fases, para ir dando un paso a la vez en la modernización del transporte, omitió prever las voluntades, empero era un paso necesario para no quedar sólo en planes.

Para saber qué anda mal, hay que subirse a los camiones.