Sospechosismos políticos en Querétaro

La ciudadanía espera saber más de los actores políticos, más verdades y menos maquillaje, sin embargo los intereses se mueven y disfrazan lo que en realidad está latente, inseguridad, corrupción, desaparecidos, lavado de dinero, mientras que la guerra sucia se adelantó a la época electoral; y que bien ha caído a Querétaro el escándalo de Guerrero, sin embargo aquí también se cuecen habas.

Los metidos en el lavado de dinero
Francisco Domínguez Servién, quien ha aceptado haber recibido recursos para su campaña de los hermanos Rodríguez Borgio involucrados con el fraude de la empresa Oceanografía, Caja Libertad y los casino Big Bola (Accionistas en Todos), en tal caso, hay sospechosismo, pues el senador es juez y parte, ya que integra la comisión creada por el Senado para dar seguimiento a la indagatoria que la PGR sigue del fraude de Oceanografía.

Por otro lado, no pongamos en duda la palabra del Senador Domínguez, acerca de su reciente viaje a Las Vegas con su esposa, dice que se gasto sólo 400 dólares en 4 días y tres noches, no lo dudados, pero entonces ¿Quién le pago los gastos? ¿Sería su amigo acusado de lavado de dinero y fraude Francisco Javier Rodríguez Borgio? y aclaro, para no lastimar susceptibilidades, seguro ya sabe la manera en que los Borgio están involucrados con Amado Yáñez Osuna.

A Pancho Domínguez, solo le queda su palabra contra los “desprestigiadores“, que desde su óptica habrían maquillado la cuenta del hotel. Su defensa es acusando a Gobierno del Estado de “guerra sucia“, habla de tener sus facturas para comprobar y no comprueba nada, brillante estrategia de víctima.

En el destapado caso Oceanografía, organizaciones del estado le solicitaron por escrito pidiera licencia y limpiara su nombre, haciendo las aclaraciones necesarias sin fuero y su respuesta fue formar parte de la comisión que da seguimiento al mismo caso. Sin duda para el PAN esto es claridad.

El Diputado Federal Ricardo Astudillo Suárez impulsado por Jorge Emilio González Martínez, quien de último momento agregó a 93 militantes, entre los cuales estuvieron Ana Jacqueline Goyeneche González, Elvira Goyeneche González y Germán Goyeneche Ortega.

La pretensión de “Niño Verde” era en una asamblea destituir a María de Jesús Ibarra Silva y nombrar a Astudillo Suárez como presidente del Partido Verde en Querétaro.

Hoy simplemente quedan absurdas las declaraciones de Ricardo Astudillo de no tener amistad, ni conexiones económicas con el operador financiero de los Beltrán Leyva, Germán Goyeneche Ortega. Y ahora de dónde sacará recursos para la campaña que prevé emprender por el municipio de Corregidora? y de donde va sacar los votos sin alianza? No se le ve muy cerca de los priístas últimamente y se rumora que le están dando palmadas en la espalda, ante la crisis de paranoia que sufre desde la detención de el jefe de capos Beltrán Leyva.

Los Moches
Dicen que algunos actores políticos de fama en el moche, siguen en las mismas, y se han adicionado algunos que no habían tenido oportunidad, la lista comienza así: José Luis Aguilera Rico, en uso de las comisiones que integra ha sacado sus buenas dotes, Armando Rivera Castillejos que no ha soltado obras públicas y sus gestiones; ambos de cabildo en Querétaro y con antiguo historial de presiones económicas a los gobiernos y también a los empresarios, sobre todo cuando de cambios de uso de suelo se trata.

En las diputaciones también hay quienes brillan por “querer llevar agua a su molino”; el estrellato lo encabeza Ricardo Astudillo Suárez, quien ya está sacando el cobre en San Juan del Río para poder bajar los recursos de la ya trillada “ciudad del deporte” que fue “promesa de campaña” y no ha cumplido. Los recursos del “diezmo” no han ingresado a su cartera y tampoco habrá recursos para dicha obra de los sanjuanenses. Lo sigue Marcos Aguilar Vega también diputado federal y quien ha sido acusado de la misma práctica.

En las diputaciones locales están Juan Alvarado Navarrete, Guillermo Vega Guerrero, Rosendo Anaya Aguilar y Gerardo Sánchez Vázquez, quienes han tenido algunas “difamaciones” por extorsión y presión política.

La Seguridad
En seguridad siempre hay tema para platicar, pero en lugar de señalar lo que abunda en las noticias, hoy es sobre el cuerpo policíaco, pues hay muchos elementos en seguridad pública que están enfrentando litigios de carácter ordinario, por fraude, robo, extorsión, despojo, pensiones alimenticias, droga.

Y sucede que, no sucede nada, pues justo ahí, en la policía el tráfico de influencias está a todo lo que da, los gobernantes tapaderas no dan seguimientos a los juicios que enfrentan los elementos, para no generar alboroto, incluso los que defienden, para que no reluzcan la deficiencia de los controles en los policías de doble moral o que son protegidos porque saben demasiado de los negocios de los funcionarios, y temen que salga a la luz pública.

Una buena sería saber porque salió Horacio Buendía Madrigal de la delegación estatal de la Procuraduría General de la República, precisamente cuando truena el asunto de la “ordeña” de hidrocarburos y cuando detienen a Héctor Beltrán Leyva y a su operador financiero Germán Goyeneche. Pero será casualidad que llegara a suplirlo precisamente Ernesto Gutiérrez Amador, quien fue director general del Centro de Evaluación de Control de Confianza de la SEIDO, perteneciente a la Procuraduría General de la República, que encabeza Jesús Murillo Karam.

Corrupción
La operación de empresas con irregularidades legales, constituidas por presta nombres, lavado de dinero, cambios de uso de suelo, proyectos de construcción irregulares, son y siempre han sido conocidas, la jugada es, un buen padrino político en funciones. La que le espera al PRI, de no quedar en la gubernatura.