Obispo de Querétaro celebra misa en fiestas patronales de Tequisquiapan

Tequisquiapan
Como parte de la celebración de la Fiesta del Pueblo, Monseñor, Faustino Armendáriz Jiménez, Obispo de la Diócesis de Querétaro, celebró la misa en honor a Santa María de Asunción en Tequisquiapan.

Tequisquiapan, 15 Agosto 2019.- Como parte de la celebración de la Fiesta del Pueblo, Monseñor, Faustino Armendáriz Jiménez, Obispo de la Diócesis de Querétaro, ofició la misa en honor a Santa María de Asunción en Tequisquiapan, donde decenas de niños recibieron el sacramento de la Confirmación.
Antes de realizar la imposición de manos y la unción del Santo Crisma, el Obispo reconoció el compromiso de los padrinos de los niños y jóvenes que fueron bautizados, por cumplir con la promesa de que serían educados en la fe y que un día recibirían el sacramento de la confirmación.

“Ese fue su compromiso que los papás y padrinos adquirieron en el bautismo”, expresó.

Dijo que a través de la unción del Santo Crisma, los niños reciben la señal visible de un don que es invisible al recibir en sus corazones el gran regalo de Dios, que es el Espíritu Santo.

Así mismo exhortó a los papás y padrinos a no ser solamente testigos de ese momento, sino a tener un compromiso permanente con los niños a lo largo de su vida y su crecimiento en la fe.

“No solo los acompañen con su presencia física, sino también con el ejemplo, para que sean buenos católicos, buenos ciudadanos y quizás mejores que nosotros”, manifestó.

Agradeció a los padres de familia por poner a sus hijos en manos de las y los catequistas, al referir que ellos son los formadores de sus niños, llevando la evangelización a todas las comunidades.

Por otra parte y recordando a Santa María de la Asunción, el líder espiritual de la Iglesia Católica, pidió a los fieles reflexionar sobre la vida de la madre de Dios y las acciones que realizan para honrarla.

“Cuando alguien habla, debe hablar de Dios y de las maravillas que Dios ha hecho en él, de las maravillas que él ve que hace en el mundo y de la diferencia que marca la presencia de Dios cuando creemos en su acción salvadora”, indicó.

Por último dijo que aunque quizás los niños no comprendan las grandes muestras de fe, Dios tiene sus tiempos y procesos.

“Dios los llevará a comprender de la gracia de su presencia”, finalizó.