Tequisquiapan, 14 Abril 2019.- El alcalde de Tequisquiapan, Toño Mejía Lira, supervisó de manera personal desde temprana hora, los trabajos que encabezaron autoridades federales y municipales, para controlar el fuego en el cerro de La Trinidad, que al día de hoy fue reducido extinguido prácticamente en su totalidad.

El operativo de combate al incendio forestal que inicio desde el pasado jueves y que consumió cientos de hectáreas de la zona protegida por el Estado, estuvo encabezada por la CONAFOR y personal de la SEDENA, así como de protección civil del municipio.

Se contó con el apoyo del cuerpo de bomberos y brigadas de habitantes de l comunidad, que trabajaron desde la tarde-noche del sábado y las primeras horas de la mañana de hoy para evitar que el fuego se siguiera propagando.

En la jornada de este día participaron 78 elementos del ejército nacional, casi un centenar de habitantes de la comunidad de La Trinidad, elementos de bomberos voluntarios de Tequisquiapan, así como Protección Civil y Seguridad Pública Municipal.

Desde el jueves pasado los habitantes lanzaron la alerta, por lo que el municipio trabajó en coordinación con el cuerpo de de Bomberos de Tequisquiapan y Cadereyta, así como de la Policía y Protección Civil del Estado.

El fin de semana continuaron los trabajos de coordinación con las brigadas voluntarias de los habitantes de la comunidad.

Protección Civil Municipal, se encargó del registro de cada uno de ellos, integrándolos a brigadas de diez voluntarios, por su parte la Comisión Nacional Forestal, fue la que coordinó los trabajos para lograr sofocar el incendio.

Para la tarde de hoy, las autoridades municipales, indicaron que el fuego estaba prácticamente sometido, sin embargo dijo que se mantenían alertas para evitar que llegara a reavivarse en alguna de las partes.

Aunque no se precisó en los daños ocasionados a la flora y fauna de la zona siniestrada, las autoridades indicaron de manera conservadora que fueron alrededor de 400 hectáreas las afectadas por el fuego, sin embargo subrayaron que no hubo víctimas y daños a las viviendas cercanas a la falda del cerro.

Destacaron que gracias a que el día de hoy no soplaron fuertes vientos, los trabajos realizados por más de 200 personas de manera directa en la zona del incendio, fue que el riesgo se pudo minimizar y el fuego quedó controlado.