Queretano funge como pionero en la fotografía: Guadalupe Zárate

fotografía
La Doctora en Historia, presentó el libro "Pioneros de la Fotografía en Querétaro", el primer tomo de una serie histórica de acontecimientos relacionados a este arte.

San Juan del Río, 27 Junio 17.- La Doctora en Historia, Guadalupe Zárate Miguel, presentó el libro “Pioneros de la Fotografía en Querétaro”, el primer tomo de una serie histórica de acontecimientos relacionados a este arte y donde se encuentra al personaje de José Manuel Herrera Olvera nacido en Cadereyta de Montes.

“Comenzamos con el primer científico que tenemos noticia se dedicó a experimentar con la impresión fotográfica antes de Louis Daguerre; que es oficialmente el que se conoce como el iniciador de la fotografía y que el Parlamento Francés compra la patente para que sea de uso de la humanidad”, explicó la Fundadora y Coordinadora Académica del Centro Queretano de la Imagen.

Durante la presentación se señaló que en México existe registro de la labor de fotógrafos en Veracruz para diciembre de 1829 y la primera imagen de este puerto es un daguerrotipo tomado el 3 de diciembre de 1839, y no fue sino hasta el año de 1840 cuando se tiene la primera imagen de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México.
Con la investigación surge un personaje mexicano, José Manuel Herrera Olvera que hace unos primeros experimentos para fijar la imagen en México; estudiante y graduado del colegio de minería cuya historia destaca en diversos rubros.

La investigadora ya ha solicitado a las autoridades del municipio de Cadereyta que se realicé algún homenaje, con alguna calle o placa debido al buen ejemplo que ha sido este científico al conocer a detalle su vida, así como el interés de temas sociales que pudiera enfrentar durante su época.

Además la publicación muestra las primeras imágenes que se tienen conservadas en Querétaro, que se trata de un ferrotipo, de Indios Otomíes en Tolimán, que pertenecía en aquel entonces al distrito de San Juan del Río y date del año 1850.

La especialista agregó que se trata de la fotografía más antigua que se ha conservado en los acervos que son de la nación; además de que durante la presentación del libro se comentó que la imagen no fue tomada en un estudio, que era lo esperado por los tiempos de exposición o el manejo de la luz.

“Una pieza de 4.3 por 6.2 centímetros, donde están tres hombres otomíes de Tolimán una imagen de 1850, una pieza única reproducida en este libro y que da a muchas especulaciones, porque la fotografía un producto caro”, puntualizó Pablo Bárcenas
Los tres hombres vestidos de traje mestizo, calzando huaraches y donde se aprecia algunos anuncios, papeles pegados como anuncios de algún evento, lo que sugiere la presencia o visita de un fotógrafo itinerante entre otras cuestiones sobre el porqué se conservó esta imagen.

También se presenta una fotografía de Rómulo Bautista y se trata de la única imagen que se conserva de los queretanos que fueron a combatir al invasor francés en 1862; además de un viaje de Maximiliano, y que se trata de las únicas fotos que se conservan y se han dado a conocer.

“Aunque Maximiliano trajo sus fotógrafos no se conservaron fotografías de sus viajes, estas son de ese camino que recorre entre San Juan del Río y Querétaro”, puntualizó Zárate Miguel.

La publicación concluye en línea de tiempo con las imágenes que era posible reproducir en serie y que fueron conocidas como “Postales de Visita”, que además fueron las fotografías más baratas de esa época.

Entre los argumentos generales en torno a esta publicación, el silgo XIX se pensaba que la fotografía era el documento verdadero sobre todas las cosas, porque en la pintura entraba la mano del pintor y en la fotografía no sino que salía la realidad tal cual, porque no se tiene el control al 100 por ciento de lo que plasma una foto y con el tiempo se puede usar como evidencia histórica de la vida cotidiana con sus procesos de desarrollo económico, político o culturales.

“Tener la propia imagen es un proceso que culmina con la fotografía porque se dice que la fotografía es la madre de las artes, porque tenemos fotografías de todos nosotros, incluso es interesantísimo el acervo de Don Pepe Velázquez, ya que le ha de haber tocado tomar la primera fotografía que se tomaron muchos de San Juan del Río”, expresó la Doctora.

Además realizó un llamado para preservar la fotografía impresa, luego de que el uso de la tecnología ha desplazado el uso de álbumes familiares, ya que dentro de este tipo de imágenes se capturan elementos inimaginables, y que se pueden ver detalles desde otras perspectivas, como los cambios arquitectónicos.

“Lo bonito es apreciar como un medio mecánico va haciendo una revolución en la vida de la población, porque es un invento que se va extendiendo por regiones o grupos sociales y hoy en día cualquiera puede tener su propia imagen y esto durante muchos siglos no fue posible”, puntualizó la Historiadora.

Cabe señalar que a investigadora comenzó a trabajar con la Fotografía desde hace ya más de 20 años , de los cuales los últimos 10 se ha especializado en el tema de histórico de Querétaro; de tal manea que una segunda entrega de esta saga histórica se pueda presentar a finales de este 2017, y donde se contempla abordar la época del Porfiriato y la Revolución.