Querétaro, 23 Abril 2019.- El Secretario de Seguridad Ciudadana, Juan Marcos Granados Torres, confirmó que ayer por la tarde 10 policías municipales de Amealco realizaron un paro de labores debido a que se inconformaron por cuestiones administrativas y de pago.

“Ayer en la tarde nos reportó el delegado que tenemos de Policía Estatal (PoEs) y el director de Amealco, que se estaba presentando esa situación”, subrayó.

En ese sentido, sostuvo que en cuanto recibió ese reporte se tomó la decisión de incrementar la fuerza operativa de la PoEs y se solicitó la colaboración de elementos municipales de Pedro Escobedo y Huimilpan.

“Inmediatamente que nos reportaron se tomó la decisión de reforzar para evitar que Amealco estuviera sin oficiales, y por lo tanto, se tomó la decisión de que se incrementara la fuerza operativa de policía del estado, además se solicitó la colaboración de la policía municipal de Pedro Escobedo y Huimilpan”, recalcó.

Granados Torres, aclaró que el paro de labores duró un par de horas, por lo que, al momento ya se solucionó la situación.

“El número aproximado de 10 oficiales se estaban inconformando por cuestiones administrativas, entre ellas, cuestiones laborales, situaciones de pago. Fueron atendidos tanto por el oficial mayor como por el presidente municipal sus reclamos y duró esta situación aproximadamente un par de horas”, añadió.

Agregó que los reclamos de los policías municipales fueron atendidos por el oficial mayor y el presidente municipal de Amealco.

“Entiendo que en la negociación y platica con el presidente acordaron regresar a sus funciones, estuvo trabajando todo normal, no se presentó ninguna contingencia y de haberse presentado, la fuerza del estado estaba ahí presente”, abundó.

Al mismo tiempo, el titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), recalcó que mientras se presentó el paro, el tema de seguridad en el municipio no se puso en riesgo.

“Durante ese lapso estuvo al pendiente una fuerza mayor, incluso que la que estaba en ese momento manifestándose”, concluyó.