Policía española desmantela red de tráfico de personas y drogas

tráfico de personas
La Policía Nacional de España desarticuló una red de tráfico de personas y de estupefacientes en Almería, en el sudeste del país. Foto: Ilustrativa.

Madrid, 9 Ene (Notimex).- La Policía Nacional (PN) de España desarticuló una red de tráfico de personas y de estupefacientes en Almería, en el sudeste del país, en un operativo en el que detuvo a ocho integrantes del grupo delictivo que trasladaba a inmigrantes de manera ilegal en pequeñas embarcaciones (pateras) a las costas españolas.

La PN informó a través de un comunicado que la banda se dedicaba a introducir inmigrantes en pateras en condiciones precarias e inseguras, y a cada persona le cobraba dos mil euros (unos dos mil 300 dólares) y por cada patera ganaba unos 25 mil euros (unos 28 mil 637 dólares).

La organización delictiva sería responsable del traslado a España de unos 500 inmigrantes indocumentados desde agosto de 2018 a las costas de Cádiz y Almería.

Esta red se encargaba de la captación de los inmigrantes, les otorgaba alojamiento y les cobraba el traslado, según investigaciones de los agentes de la PN.

Además, se encargaba de la obtención de las embarcaciones y los pilotos, y aprovechaba la salida de embarcaciones desde Marruecos para el tráfico de sustancias estupefacientes.

La PN precisó que en el verano pasado inició sus investigaciones, tras detectar la exisitencia de pateras en las costas de Cádiz y Almería, y que eran gestionadas por una organización dedicada a introducir inmigrantes de manera clandestina.

Los miembros de la banda recogían a los inmigrantes recién llegados a las costas españolas en camiones alquilados para ser trasladados, hacinados en la parte trasera de estos vehículos, hasta los domicilios con los que contaba en la provincia de Almería, agregó.

El operativo se llevó a cabo en el Ejido, Almería, donde fueron detenidas ocho personas, entre ellas los cuatro máximos responsables de la organización en España, y fueron acusados como presuntos autores de delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y contra la salud pública.

En el lugar, la policía decomisó 101 “bellotas” de hachís, de unos mil gramos, dos piezas de 84.86 gramos de hachís y más de mil 150 euros en efectivo y diversa documentación.