Mueren siete turcos en dos ataques de rebeldes kurdos

ejecutado
El cuerpo de un hombre que habría sido torturado y ejecutado, fue localizado atados de manos bajo unos matorrales

Ankara, 10 Jul (Notimex).- Al menos seis soldados y un guardia turcos murieron y unos 15 resultaron heridos hoy en dos atentados perpetrados por el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el sureste de Turquía, informaron fuentes castrenses.

En uno de los atentados, cinco soldados perdieron la vida cuando una bomba explotó al paso de un vehículo militar en una carretera de la provincia de Hakkari, en el sureste del país de mayoría kurda, precisó el Estado Mayor turco en un comunicado difundido por medios locales.

Poco antes, otro militar y un miembro de la guardia local murieron tras la explosión de un coche bomba en la gendarmería de la provincia de Van, en el este del territorio turco, agregó el ejército, que atribuyó también el atentado a los rebeldes kurdos.

Posteriormente, milicianos del PKK atacaron un puesto militar, hiriendo a por lo menos 15 personas -10 soldados y cinco guardias rurales- en otra provincia de mayoría kurda, reportó el diario turco Hürriyet.

El este y sureste de Turquía es escenario de enfrentamientos y ataques diarios entre las fuerzas de seguridad turcas y los rebeldes kurdos desde la reanudación de las hostilidades en el verano de 2015.

En julio de 2015 se rompió el alto al fuego pactado por el PKK y Turquía en el marco de unas negociaciones de paz que pretendían poner fin a un conflicto que ha dejado más de 40 mil muertos desde que estalló en 1984.

El PKK, que lucha por su autonomía en Turquía desde hace más de 30 años, es considerado como una organización terrorista tanto por el Estado turco como por Estados Unidos y la Unión Europea (UE).