Toronto alberga laboratorio de innovadores en tecnología avanzada

Toronto, 3 Mar (Notimex).- Toronto, cuarta ciudad más grande de Norteamérica, rivaliza con Londres, Nueva York y Singapur en materia de oportunidades para hacer negocios a partir de un centro de innovación con tecnología de punta y una economía diversificada.

Poseedora de una economía diversificada, que se sustenta en la manufactura y la construcción, inyecta al país 286 mil millones de dólares anuales a partir de sus bajos costos de operación, señaló Michael Stewart, ejecutivo de negocios de Invest Toronto.

Toronto alberga el centro de innovaciones MaRS, que se encuentra en el mayor distrito de investigaciones de la ciudad.

La ingeniera mexicana Jesika Briones, directora de desarrollo de negocios del Centro de Tecnología Avanzada de MaRS, afirmó que su área cuenta con estrategias de desarrollo aplicables en países como México.

“El Centro Avanzado de Energía cuenta con una estrategia que puede ayudar a México a definir un mapa de ruta que lo puede guiar a desarrollar un sistema de redes inteligentes que es tan importante para recuperar la inversión y maximizar los ingresos”, dijo.

Briones refirió los casos de la Secretaría de Energía y la Comisión Federal de Electricidad de México para generar energía en 86 áreas rurales.

“Tenemos un proyecto similar en Ontario en asociación con Ontario Power Generation para desarrollar redes en las comunidades indígenas canadienses”, expuso.

Aludió a la reforma energética mexicana y señaló que en el centro MaRS “estamos considerando diferentes tipos de esquemas y donde podemos apoyar proyectos mexicanos con experiencia y con tecnología”.

Las innovaciones tecnológicas en energía no sólo ayudan a reducir las emisiones de carbono, sino que son un sector con un gran potencial para generar empleos, recalcó la ingeniera mexicana.

Mencionó que en Canadá el sector de las tecnologías limpias agrupa a 700 empresas, que generan más de 40 mil empleos y aportan 8.0 por ciento al crecimiento nacional.

El centro MaRS funciona como un “denso distrito de innovación, como una incubadora de pequeñas empresas. Las ayudamos a conectarse con la cadena de servicios de innovación”, dijo por su parte Earl Miller, director de Alianzas de MaRS.

El Ministerio de Comercio Internacional y Desarrollo de Canadá coordinó una serie de presentaciones de nuevas compañías creadoras de dispositivos aplicables a necesidades actuales.

Después de diez años de investigaciones en la Universidad de Toronto, la empresa Nymi creó un brazalete del mismo nombre capaz de leer el latido del corazón y usarlo como código de identidad personal para acceder a una computadora.

La empresa, que tiene 35 empleados, trabaja en un proyecto piloto con Mastercard para desarrollar un mecanismo de pago seguro mediante este brazalete biométrico que cuesta 149 dólares.

En tanto, la firma Memotext desarrolló una plataforma tecnológica para personas con algún tratamiento médico que a través de los teléfonos inteligentes monitorea su tratamiento, concentra datos médicos del paciente y ofrece apoyo interactivo en servicios de salud.

En el centro MaRS trabajan dos mil 500 innovadores en tecnologías de la información, servicios de salud digital, tecnologías limpias y plataformas digitales para servicios como búsqueda de empleo, entre otros.

“Somos un acelerador de negocios porque apoyamos al creador de un dispositivo o plataforma a desarrollar su producto y conectarlo en el mercado global”, precisó Miller.