Derechos sexuales y reproductivos a la Constitución capitalina

Feministas reconocen fallo de la SCJN.

derechos sexuales
La SCJN le dio la razón al movimiento de mujeres al reconocer los derechos sexuales y reproductivos en la Constitución Política de la Ciudad de México.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) le dio la razón al movimiento de mujeres al reconocer los derechos sexuales y reproductivos en la Constitución Política de la Ciudad de México y determinar que el Presidente y el Senado de la República no son las únicas autoridades facultadas para legislar a favor de los derechos humanos de las mujeres.

Así lo afirmaron organizaciones integradas en el colectivo Ciudad Feminista, quienes este lunes se manifestaron afuera de la sede de la Suprema Corte para hacer un llamado a implementar las disposiciones sobre Derechos Humanos contenidas en la Carta Magna capitalina, instrumento ratificado por las y los ministros, el pasado jueves 23 de agosto.

Las mujeres, integrantes de agrupaciones como Asociadas por lo Justo (JASS), Católicas por el Derecho a Decidir, Clóset de Sor Juana, Colectiva Ciudad y Género, Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, entre otras, aseguraron que la resolución del alto tribunal representa un reconocimiento al trabajo de ciudadanía y al esfuerzo de la lucha feminista ha tenido en la ciudad.

Entre las disposiciones avaladas por la SCJN está el Artículo 6, apartado E y apartado F de la Constitución capitalina que establece el derecho de las mujeres a la maternidad libre y voluntaria, el derecho a acceder a la reproducción asistida y a educación en sexualidad, así como la obligación de sancionar la esterilización forzada y la violencia obstétrica.

La Suprema Corte también declaró constitucionales los artículos sobre uso medicinal de cannabis; el derecho a una muerte digna; derechos de migrantes; derecho al agua; patrimonio de la ciudad, justicia cívica; y celebración de tratados internacionales y política exterior.

Las feministas recordaron que la Procuraduría General de la República (PGR) y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) cuestionaron la validez de la Constitución. La PGR argumentó que el documento se extralimitaba en competencias al ampliar y reconocer nuevos derechos humanos como la maternidad libre y voluntaria, educación sexual laica y recibir información y servicios integrales sobre salud reproductiva.

“Desde Ciudad Feminista, reivindicamos que los derechos humanos no son creados por el derecho positivo, sino que devienen de un proceso de exigencia para respetar la dignidad de todas las personas. En ese sentido, nuestros derechos preexisten al orden normativo, por lo que no pueden ser ‘creados’ sino que únicamente pueden ser ‘reconocidos’ para garantizar su respeto y cumplimiento”, expusieron en un pronunciamiento.

Las organizaciones que incidieron en la construcción de la primera Constitución Política, desde una mirada ciudadana con perspectiva feminista, dijeron que esta norma refleja en gran medida muchos de los aportes de diversos frentes ciudadanos por lo que ahora el reto es hacer que se implemente.