Chrissy Teigen arremete contra las madres ‘hipócritas’ que la critican

La modelo, madre de Luna (6 meses), ha respondido directamente a una usuaria de Twitter que criticó cómo sujetaba en brazos a su pequeña en una foto.

Si por algo es conocida la modelo Chrissy Teigen, es por lo mucho que le gusta enzarzarse en discusiones a través de las redes sociales.

Si por algo es conocida la modelo Chrissy Teigen, además de por ser la mujer de John Legend, es por lo mucho que le gusta enzarzarse en discusiones a través de las redes sociales para deleite de sus seguidores.

Poco dada a ignorar a los haters, la maniquí acaba de convertirse de nuevo en el centro de atención en Twitter tras arremeter contra una usuaria que criticaba sus dotes como madre, y más en concreto, el modo en que sujetaba en brazos a su hija Luna (6 meses), un comentario que acompañaba de un documento gráfico como prueba junto al mensaje: “Así no es como se sujeta a un bebé”.

Haciendo gala una vez más de su fuerte temperamento, Chrissy no dudó en responder directamente a este ataque para afear el comportamiento de todas aquellas madre que tratan de humillar y hacer sentir culpables a otras mujeres por cómo cuidan o educan a sus hijos.

“¿En serio? Porque así es como la sujeto yo, j**er”, le espetó, antes de añadir ya más calmada: “Las fotos recogen un momento concreto en el tiempo. Detesto a las madres que se dedican a tratar de ridiculizar a otras. Me siento orgullosa de humillar a las que se meten con otras mamás”.

Como no podía ser de otra forma, la respuesta de la modelo dio pie a una avalancha de comentarios tanto a favor como en contra.

“¡Hay formas incorrectas de coger a los niños sin importar si es para protegerlos del fuego o de los paparazzi!”, rezaba otro de los tuits que recibió, al que Chrissy replicó con un escueto: “Por favor, cállate”.

Hace unas semanas la mujer de John Legend tomó la decisión de hacer su cuenta de Twitter privada al no sentirse con “suficiente fuerza” como para seguir soportando que cada uno de sus tuits fuera sometido a un duro escrutinio y sacado de contexto.

“Sí, no me siento con suficiente fuerza. No es por los que me odian, o los trolls, o la gente mala en general. Siento que estoy absorbiendo mucha mi**da mala las 24 horas, todos los días. Mi cuerpo y mi mente ya no pueden soportarlo más”, dejaba claro en su perfil de la red social para justificarse.