En un laboratorio analizan muestras de la viruela del mono, en una fotografía de archivo. EFE/Kiko Huesca.

Londres, 1 jul (EFE).- Un estudio sobre el brote actual de la viruela del mono en el Reino Unido ha detectado diferencias importantes en los síntomas de los pacientes actuales respecto a los observados en brotes anteriores en otras partes del mundo, informa este viernes la revista “The Lancet Infectious Diseases”.

El estudio analizó a 54 pacientes que asistieron a clínicas de salud sexual en Londres y fueron diagnosticados con viruela del mono durante un período de 12 días en mayo de este año.

Los hallazgos sugieren que los pacientes de este grupo tenían una mayor prevalencia de lesiones cutáneas en el área genital y anal y una menor prevalencia de cansancio y fiebre que en los casos de brotes de viruela del mono estudiados previamente.

Los autores también predicen que la alta prevalencia de lesiones cutáneas genitales en pacientes y la alta tasa de infecciones de transmisión sexual significa que es probable que las clínicas de salud sexual vean casos adicionales de viruela del mono.

“Actualmente, el Reino Unido y varios otros países están experimentando un rápido aumento de casos de viruela del mono entre personas que asisten a clínicas de salud sexual, sin vínculos aparentes con países donde la enfermedad es endémica”, señala Nicolo Girometti, del hospital Chelsea & Westminster de Londres.

Este estudio, agregó este médico, ayudará en el futuro la atención clínica.

Los 54 pacientes observados en este estudio representan el 60 % de los casos informados en el Reino Unido durante el período de estudio de 12 días en mayo de 2022.

Todos los pacientes de este grupo, excepto dos, no sabían si habían estado en contacto con un caso conocido y ninguno informó de viajes al África subsahariana, sin embargo, muchos habían visitado recientemente otros países europeos, indica la investigación.

Todos los pacientes se identificaron como hombres que tienen sexo con hombres y hubo una media de edad de 41 años.

Los pacientes eran todos sintomáticos y presentaban lesiones cutáneas. El 94% de los pacientes presentaba al menos una lesión cutánea en la piel genital o perianal.

La mayoría de los pacientes se recuperaron durante el aislamiento en el hogar, pero cinco personas requirieron ingreso hospitalario debido al dolor o la infección de las lesiones cutáneas, pero todos mejoraron, agrega el estudio.