Roma, 21 jun (EFE).- El esplendor original a la antigua Roma regresa de la mano del primer autobús de realidad virtual del mundo y, gracias a la tecnología 3D, se podrán contemplar los grandes monumentos de la ciudad imperial en un viaje sin precedentes por el tiempo y el espacio.

A partir del próximo jueves, romanos y turistas podrán descubrir cómo era la capital italiana hace 2.000 años gracias a la experiencia inmersiva de este bus eléctrico, creado por la empresa italiana Invisible Cities con el apoyo del gobierno municipal y del Parque Arqueológico del Coliseo.

“La idea nació de recrear cómo era Roma antiguamente creando un visor tan grande como un autobús que permitiese compartir la experiencia todos juntos”, explicó hoy en la presentación del proyecto el administrador delegado de Invisible Cities, Giorgio Capaci, quien señaló que Roma será la primera ciudad del mundo en tener este sistema de realidad virtual.

Durante el recorrido de media hora, unas pantallas OLED que recubren el interior del vehículo permitirán observar proyecciones a todo color de los monumentos más importantes de la Roma imperial como los foros imperiales, el Coliseo, el circo Máximo y el Teatro de Marcelo.

Todas estas reconstrucciones han sido elaboradas junto a un equipo de arqueólogos para lograr la mayor fidelidad histórica y hacer las visiones “científicamente interesantes y divulgativas”, añadió el asesor cultural del ayuntamiento romano Miguel Gotor.

Además de las proyecciones de los edificios, también se podrá contemplar, a medida que avanza el recorrido, la vida de los antiguos romanos, con niños jugando cerca del Coliseo, mercaderes vendiendo productos de la época o parejas paseando entre los templos.

Estos vídeos en movimiento que se sacuden con el traqueteo del bus por las antiguas calzadas de la Ciudad Eterna aportan un mayor realismo gracias también a la música y las fragancias que se desprenden en el interior del vehículo, cuando éste pasa cerca de un antiguo jardín o el lugar donde se colocaban los antiguos mercaderes de especias.

“Se trata de una iniciativa moderna y única que apoyamos para contar la historia milenaria de la capital bajo un nuevo aspecto capaz de atraer a más público y de implicar a los romanos en un viaje para descubrir el pasado de su ciudad”, celebró el alcalde de Roma, Roberto Gualtieri.

Asimismo, los visitantes podrán activar un velocímetro, un magnetómetro y un láser de superficie para ver con más detalle la posición del vehículo en el espacio físico real y virtual, así como analizar con más detalle los edificios reconstruidos.