Ciudad de México, 16 jun (EFE).- A través de 11 óleos y 2 dibujos, que hacen parte de la exposición “Leonardo Da Vinci y sus seguidores”, podrá apreciarse en Ciudad de México el trabajo conjunto y el legado de este artista del Renacimiento.

“Todas estas obras son importantes, no hay una que fuera realmente cautivadora en particular sobre las demás, para elegir una tendríamos que irnos al aspecto de la historicidad y cuáles están más relacionadas con el propio Leonardo”, respondió a Efe en conferencia el curador de la muestra, Nicola Barbatelli, previo a la inauguración de esta exposición, que constituye un estudio atípico del italiano.

Obras como “Maddalena discinta”, que fue una colaboración directa del maestro con uno de sus alumnos; un dibujo de lo que fue la “Batalla de Anghiari” realizado por el mismo autor, así como la representación que realizó con otro alumno de la “Santa Catalina de Alejandría”, exponen el pensamiento y legado que el pintor dejó en sus aprendices.

La visión del artista en temas como la muerte, el erotismo y la lucha rondan las 13 obras expuestas.

Según el curador, Da Vinci colaboraba con sus alumnos de forma peculiar, pues a veces era él mismo quien trazaba el diseño de los cuadros y eran sus seguidores quienes terminaban el trabajo, por lo que el acercamiento a estas obras representa una experiencia distinta al pensamiento de Leonardo.

Entre los alumnos que firmaron las obras reunidas se encuentran, Salaì, Bernardino Luini, Marco d’Oggiono y Giampetrino.

A decir del embajador de Italia en México, Luigi De Chiara, la exposición, que se abrirá al público el 17 de junio, en la galería Torre del Reloj de la alcaldía Miguel Hidalgo, en el poniente de Ciudad de México, sigue siendo parte de las actividades promotoras de los 500 años de la muerte de Da Vinci que ese conmemoraron en 2019.

La exposición privada estará disponible hasta el 25 de noviembre y los lunes contará con entradas gratuitas.

Aunque la faceta más explotada de Leonardo da Vinci es la de pintor, el ingenio y la imaginación del artista trascendió el mundo del arte y alcanzó a campos tan distintos como la ciencia, la ingeniería civil y militar, la anatomía o la planificación urbanística.

Recientemente, la “Gioconda”, más conocida como “La Mona Lisa” y obra cumbre de Da Vinci, ubicada en el Museo de Louvre en París, sufrió un atentado luego de que un hombre arrojara un pastel a la pintura con el pretexto de hacer una denuncia al cambio climático. No obstante, el cristal a prueba de balas que recubre el lienzo salvó la obra de arte.