Mauricio Alberto Ruiz Olaes asistió a la manifestación en contra de la aprobación de la Ley Estatal de Aguas.

Querétaro, 19 mayo 2022.- El delegado Federal de MORENA en Querétaro, en funciones de Presidente del Comité Directivo Estatal del partido, Mauricio Alberto Ruiz Olaes, asistió a la manifestación en contra de la aprobación de la Ley Estatal de Aguas.

El dirigente aseguró que dicho dictamen es ofensivo y va en contra de la Constitución Mexicana, por considerar que se privatizaría el vital líquido y se beneficiaria a particulares; lo cual ha generado molestia en la sociedad, dijo.

Por ello, previó que ante la aprobación del dictamen de la “Ley que Regula la Prestación de Servicios de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento del estado de Querétaro”, se realizarán diversas acciones para revertir la iniciativa.

Ruiz Olaes declaró que se buscará allegar la información al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), para que cuestione la aprobación; así como con la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA).

“Toda esta información se la estamos mandando al gobierno federal. Seguiremos haciendo foros, organizando, que sepa la ciudadanía la importancia de lo que hoy va a afectar”, sostuvo.

Recordó que este camino se siguió con las reformas al código penal de Querétaro conocida como la Ley Garrote, donde la secretaría de Gobernación efectuó observaciones de inconstitucionalidad; y se orilló a la suspensión del dictamen.

“Tenemos en estos días una reunión con el delegado de CONAGUA a nivel federal, y desde arriba tratar de impulsar, vamos a tratar de llegar al presidente de la república, para que vea lo que está pasando, porque son unos hipócritas”, manifestó.

Además, Mauricio Ruiz resaltó que esta Ley de Aguas es parecida en sus disposiciones a lo que se aplica actualmente en el estado de Aguascalientes, donde se otorga el servicio de agua por parte de una empresa privada, la cual aseveró, ha brindado un pésimo servicio.

Lamentó la premura con la que se procesó la Ley de Aguas; pues consideró que estas disposiciones dejarán en mayor vulnerabilidad a las clases más desprotegidas; y que se brindará un escenario de “huachicol de agua”, en la entidad.