Ante la discusión en el Congreso para construir una Ley Estatal del Agua en Querétaro, diversos actores políticos expresaron su postura sobre el tema.

Querétaro, 12 mayo 2022.- Ante la discusión en el Congreso para construir una Ley Estatal del Agua en Querétaro, diversos actores políticos expresaron su postura sobre el tema.

El diputado local de Morena, Christian Orihuela Gómez, resaltó que no ha sido invitado a foros de discusión ni conoce las propuestas de ley que han anunciado partidos como el Revolucionario Institucional (PRI) o el Partido Acción Nacional.

Sin embargo, ante las críticas de una posible priorización de empresas privadas para otorgar el servicio de agua potable, el legislador se mostró en contra, y a favor de fortalecer a la Comisión Estatal de Aguas (CEA).

“No hay que darle prioridad a los privados. Las empresas privadas no son la mejor opción. Podemos salir adelante únicamente con la CEA; no hay que darle prioridad a los fraccionamientos. Hay que realizar foros, que los ciudadanos se enteren”, enfatizó.

Orihuela Gómez acusó de no haber sido invitado a un foro realizado en la Universidad Autónoma de Querétaro, el cual fue abierto para la participación de los 25 diputados, y al que únicamente acudió su compañera de bancada, Andrea Tovar Saavedra.

Por otro lado, la dirigente estatal del PRI, Abigail Arredondo Ramos, reconoció que se tendrá una pluralidad de ideas para este tema, y coincidió con su diputado local Paul Ospital, de abrir la discusión a ecologistas, académicos y expertos en el tema.

“Esta ley tiene que salir. Sí creo que se tiene que cabildear mucho más. Se tiene que dar apertura a las universidades, a los ecologistas y ambientalistas. Porque necesitamos escuchar al final la voz de los expertos, tener un equipo que estudie y se prepare”, comentó.

Arredondo Ramos resaltó que es necesaria la socialización de estas disposiciones de ley puestas sobre la mesa, pues se debe evitar otorgar concesiones a prestadores de servicio sin una reglamentación adecuada.

Además, se deben revisar temas trascendentales, como la individualización de las tomas de agua, llevar la infraestructura a zonas marginadas sin agua; así como la regulación de los cobros del servicio.