Ciudad de México, 29 mar (EFE).- Cómo se perciben los mexicanos y por qué lo hacen de esa manera es lo que se explora en el documental “¿Por qué la vida es así?”, dirigido por el cineasta mexicano Olallo Rubio.

El trabajo, realizado a partir de un fondeo público, marca el precedente no solo de un fenómeno de microfinanciamiento, sino de ser la primera película latinoamericana inspirada en un pódcast.

“De todos los proyectos que he hecho este es del que más he aprendido definitivamente. Entender que el tema de la identidad nacional del mexicano es un mito me parece importante y creo que se debería discutir más (…) Seguir pensando que el mexicano es inherentemente derrotista creo que no está bien y que no contribuye en nada”, explica este martes a Efe Rubio, también guionista del proyecto junto al periodista Iván Nieblas.

La película, producida por Convoy Network, nació del pódcast más importante de la plataforma llamado “¿Por qué?” y escrito por ambos.

En este programa, los creadores se cuestionan las grandes incógnitas -a veces absurdas- que rondan la cabeza de muchos seres humanos bajo la narración de Rubén Moya.

“Es una parodia de periodismo de investigación combinada con divagación filosófica, un trabajo humorístico en el que tratamos de responder preguntas como ¿por qué los hombres tenemos pezones?, ¿por qué comemos animales?, ¿por qué el covid parece invencible? Es como un especie de audio documental ensayístico”, relata Rubio, también locutor.

La idea de hacer la versión cinematográfica con un carácter “muy televisivo” de dicho proyecto nació en 2016, el mismo año en que el director lanzó la plataforma de pódcast Convoy Network.

MICROFINANCIAMIENTO

Desde entonces Olallo se impuso un reto importante, hacer una película sin ataduras a ningún poder político y económico y la única manera de hacerlo era a través del apoyo de sus seguidores.

“Siempre había querido experimentar con fondeo colectivo. Pensaba, ¿qué pasaría si logramos financiar una película que no pueda ser financiada con recursos del Estado por su temática y que tampoco fuera cómoda para la iniciativa privada? Una que no puedas financiar más que con la misma gente que la quiere ver”, explica.

“Teníamos el proyecto perfecto, tenía que ser una película incómoda, crítica, humorística”, ahonda.

Rubio lanzó la primera convocatoria para recaudar 800.000 pesos (unos 43.200 dólares) a partir de la plataforma Kickstarter, y pese a las malas expectativas de los directivos, consiguieron 1.500.000 pesos (unos 81.000 dólares).

El proyecto comenzó antes de que llegara la pandemia y su arribo atrasó todo, el dinero se terminó y comenzó un arduo trabajo de “persuasión” a sus seguidores para volver a conseguir recursos y poder terminar la película, que se verá completamente gratis en su plataforma a partir del 31 de marzo.

“Tenía responsabilidad de hacer una película que le gustara al público que la financió. No es una película que tenga que gustar en un festival”, confiesa el director, quien revela que recaudaron en total 4.000.000 de pesos (unos 216.000 dólares) donados por 4.727 personas que antes que nadie presenciarán este martes la premier virtual del filme.

HITACHI 1985

Si algo marca los proyectos cinematográficos de Rubio es la televisión Hitachi de 1985 que aparece en sus largometrajes desde “This Is Not a Movie” (2011), pasando por “Ilusión Nacional” (2014) y ahora en “¿Por qué la vida es así?”.

“Es una televisión que me ha acompañado, la uso recurrentemente porque necesito utilizar la televisión como elemento simbólico en mis películas o metafórico o como un vehículo para hacer énfasis”, dice el autor del filme que cuenta con más de 1.000 entradas de material documental y aproximadamente media hora de trabajo animado.

“Tengo un vínculo sentimental con ella, tengo una relación amor-odio con la televisión, y esta fue la primera que tuve en mi recámara (…) ahí descubrí a (Stanley) Kubrick, a (Jean-Luc) Gordard y muchos directores”, asegura.

Finalmente, Rubio espera que el filme genere una reflexión sobre la identidad del mexicano en aquellos que la vean.

“Es importante para generar unidad nacional, eso está bien, pero sí creo que tal vez es momento de recuperar otros mitos y reemplazar los caducos por nuevos mitos”, apunta.