António Guterres dio la bienvenida a los planes anunciados por los talibanes para reabrir las escuelas el próximo 22 de marzo tanto para niños como para niñas. FOTO: ARCHIVO/EFE/EPA/JUSTIN LANE.

Naciones Unidas, 18 mar (EFE).- El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, dio este viernes la bienvenida a los planes anunciados por los talibanes para reabrir las escuelas el próximo 22 de marzo tanto para niños como para niñas.

“Acojo con beneplácito el plan anunciado por los talibanes de reabrir las escuelas para niñas y niños el 22 de marzo”, dijo Guterres en un mensaje en las redes sociales en el que apuntó que dicho plan tiene que ser ahora “aprobado e implementado”.

En una breve nota, el secretario general de la ONU insistió en que “todas las puertas deben estar abiertas para que las niñas y los niños tengan una educación y alcancen su máximo potencial”.

La inclusión educativa de las niñas se había convertido en uno de los puntos claves que justifican el aislamiento del régimen talibán, y la vuelta de las niñas al colegio es citada con frecuencia como una de las condiciones para el reconocimiento de su gobierno.

El pasado 2 de marzo, la representante especial de Guterres para Afganistán, Deborah Lyons, informó de que el Ministerio de Educación afgano había concluido un proyecto para reabrir los colegios para niños y niñas en el país y que dicha iniciativa estaba pendiente de ser aprobada por el Gobierno.

En diciembre, el portavoz del Ministerio para la Propagación de la Virtud y la Prevención del Vicio del Gobierno talibán, Mohammad Sadiq, aseguró en una entrevista a Efe que las estudiantes podrán regresar a escuelas y universidades tras el parón invernal.

El pasado 7 de marzo, la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, pidió a las autoridades afganas que cumplan sus promesas de retorno de niñas y adolescentes a centros educativos.

Durante una reunión del consejo de Derechos Humanos de la ONU, Bachelet, denunció la exclusión de las mujeres afganas desde la llegada de los talibanes al poder, el pasado 15 de agosto.

“Las directivas y las acciones tomadas por las autoridades de facto han reducido los derechos y libertades fundamentales de las mujeres” afganas, dijo entonces la comisionada.