Las mujeres hemos estado invisibilizadas en diferentes áreas del conocimiento y la literatura no es la excepción. FOTO: CIMAC NOTICIAS.

Las mujeres hemos estado invisibilizadas en diferentes áreas del conocimiento y la literatura no es la excepción. En las bibliotecas y librerías hay más publicaciones de hombres que de mujeres.

 “Escribid, mujeres, que durante siglos se nos estuvo negado” decía Virginia Woolf y así fue. No son pocas las que tuvieron que firmar con nombres de hombres o de manera anónima para publicar sus obras. Si en una obra literaria aparecían personajes femeninos estos eran basados en los juicios y prejuicios de los hombres que escribían. Entonces, el leer a autoras mujeres nos invita a reflexionar y escuchar las voces de un grupo que por siglos ha querido ser silenciado.

Desde hace algunas décadas existe un movimiento, cada vez más fuerte, para leer a mujeres, comprar sus libros, promover sus publicaciones y reivindicar sus obras. El año pasado decidí ser más consciente con mi consumo literario y leer más mujeres así como promover su lectura mediante reseñas.

Las recomendaciones que hago en esta lista fueron por temática la cual quise que fuera diversa, el género que manejan las autoras, así como su lugar de origen (aunque en esto les fallo un poco).

Algunos de estos libros los leí precisamente el año pasado e hice reseñas de ellos. También quise considerar autoras muy recientes como las que pueden ser un clásico.

El orden en que aparecen las sugerencias no es al azar, tiene como intención ir intercalando géneros, temáticas y extensiones de los libros. Ojalá y en la lista encuentre algo de su interés.

Enero. El placer y los días. Alma Guillermo Prieto.

Pareciera que las y los periodistas solo sabemos contar tragedias, pero no es así. Alma Guillermo Prieto en este libro nos ofrece una serie de artículos, entrevistas y crónicas muy ligeras sobre los placeres de la vida: la música, la comida, el baile. Es un libro para ponerse de buen humor e iniciar bien el año.

Febrero. Mujeres que ya no sufren por amor. Coral Herrera.

Para el mes de febrero, que se celebra el día del amor y la amistad, les recomiendo leer “mujeres que ya no sufren por amor” , una serie de artículos de Coral Herrera en la que trata de desmitificar el amor romántico.

Marzo. Donde habitan las muñecas. Karla Barajas.

Karla Gabriela Barajas es una escritora chiapaneca que hace principalmente minificciones. Este libro, que puede ser descargado en línea, tiene como hilo conductor los juguetes.

Abril. ¡Qué suerte! Hemos tenido con Paule. Kirstien Boin.

Kirstien Boin es una autora que escribe para las infancias, pero este libro es una belleza que les cae bien a personas de todas las edades. El tema de este texto es la adopción. Ideal para leerlo y reflexionarlo en familia.

Mayo. La fosa del agua. Lidyette Carrión.

Por medio de una serie de entrevistas a madres de niñas y adolescentes desaparecidas en Ecatepec y Tecámac, Lydiette Carrión muestra en este libro el andar tan difícil para las familiares víctimas de feminicidio encontrar justicia en este país.

Junio. Mujeres del alma mía.  Isabel Allende.

“Mujeres del Alma Mía”, la última obra de la escritora, es un ensayo personal en donde cuenta su vida, pero desde una mirada muy consciente de su ser mujer y feminista.

El libro es de muy fácil lectura (muy propio de la autora),  y para mi gusto es ideal para las personas que ven con ojos de simpatía el feminismo, pero que no terminan de salir del clóset. Aunque, también para algunos grupos el texto les puede parecer demasiado feminismo blanco y privilegiado.

Julio. Una habitación propia. Virginia Woolf

Este es un clásico, aunque ahora nos parezca hasta un poco conservador, en su momento fue todo un llamado a la independencia económica de las mujeres y su derecho a crear. Un libro que nos sigue llamando a la reflexión.

Agosto. Dolor y Política. Marta Lamas

En la publicación aborda los movimientos feministas en las universidades y dentro de las juventudes, las marchas del 8 de marzo en la Ciudad de México y el paro de mujeres del 2019 y 2020.

Recurre a las teorías de Judith Butler, Chantal Mouffe y Wendy Brown. Dialoga con sinfín de autores: Stuart Hall, Nancy Fraser, Pankaj Mishra, Nussbaum, Dahlia de la Cerda, Long Chou, Gramsci. Aunque el texto puede parecer un tanto académico, es bastante ligero para cualquier público interesado en estos temas. Pero, no es un contenido para leerse de pocas sentadas, al contrario, hay que procesarlo y abrir su propio diálogo con la autora.

Septiembre. La guerra no tiene rostro de mujer. Svetlana Alexiévich

La periodista y escritora bielorrusa reúne relatos de mujeres que de alguna manera participaron en la segunda guerra mundial, de las que poco se ha hablado, de las que su historia no había sido contada.

Svetlana nos recuerda que en la guerra como todo lo que se ha contado de la historia y el periodismo sólo se ve una mirada: la de un hombre de mediana edad pero no se cuenta cómo viven el mismo hecho las mujeres en su enorme diversidad: edad, etnia, identidad sexual. Este libro es doloroso, pero también nos muestra la resiliencia y la fuerza de las mujeres.

Octubre.  Mujeres y poder. Mary Beard.

Desde Telémaco (hijo de Penélope y Ulises) le pide callar a su madre en el comienzo de la Odisea hasta cómo por medio de agresiones virtuales buscan silenciar las voces de las mujeres en las redes sociales en línea, Mary Beard, en este libro, hace un análisis de cómo han sido tratadas las mujeres poderosas cuando hablan.

Noviembre. Yo la peor, Mónica Lavin

En noviembre celebramos la vida de Sor Juana Inés de la Cruz, a propósito de su fecha de nacimiento el 12 de noviembre es el día nacional del libro,  y por eso es que les recomiendo darse la oportunidad de disfrutar su biografía novelada realizada por Mónica Lavin.

Diciembre. Orgullo y prejuicio. Jane Austen.

Para cerrar el año, un clásico: Orgullo y prejuicio de Jane Austen. Es una novela romántica que les aseguro disfrutarán mucho más que las adaptaciones cinematográficas que se han realizado.

*Texto retomado del portal AquíNoticias