Arturo Zaldívar., presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). FOTO: EFE/ José Méndez.

Ciudad de México, 26 oct (EFE).- La Suprema Corte de Justicia de México invalidó este lunes el decreto de 2019 que establece prisión preventiva obligatoria para los acusados de cometer delitos relacionados con el contrabando y la defraudación fiscal al considerar que es una norma inconstitucional.

En un comunicado, la institución informó que la mayoría de magistrados dio la razón al recurso de inconstitucionalidad presentado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y el Senado de la República.

Consideraron que imponer prisión preventiva obligatoria por los delitos de contrabando, defraudación fiscal y emisión de comprobantes fiscales falsos resulta contrario “a los derechos humanos reconocidos por la Constitución”,

Algunos magistrados “señalaron que el legislador se excedió al calificar tales delitos como amenazas a la seguridad nacional, pues no se trata de conductas que atenten directamente contra esta última”, informó el alto tribunal en el comunicado.

Mientras otros subrayaron que la jurisprudencia internacional plantea que “la prisión preventiva es una medida cautelar excepcional que solo puede dictarse cuando existe un riesgo comprobado de que la persona evadirá la acción de la justicia”.

“He votado reiteradamente que me parece que la prisión preventiva oficiosa (obligatoria) es abiertamente inconvencional porque es una sentencia adelantada”, expresó durante la sesión el presidente del tribunal constitucional, Arturo Zaldívar, quien consideró que “es contraria al principio de presunción de inocencia”.

En 2019, el Congreso mexicano aprobó a instancias del presidente Andrés Manuel López Obrador una reforma constitucional para ampliar el catálogo de delitos por los que se impone prisión preventiva obligatoria durante el proceso judicial, una iniciativa criticada por organizaciones de derechos humanos.