Querétaro, 21 Octubre 2021.- La marcha en contra del matrimonio igualitario en Querétaro, convocada por el Frente Nacional por la Familia, representa un acto de discriminación en contra de los derechos humanos.

Aunque es un ejercicio ciudadano de libertad de expresión que pueden realizar sin impedimentos, también viola los derechos humanos, afirmó el vocero del Frente Queretano por el Derecho a la No Discriminación, Waltter López González. 

El activista señaló que estas organizaciones que se oponen al matrimonio igualitario, ejercen su derecho de libertad de expresión para contraponerse a otro de un grupo vulnerable, el cual ya recorrió un camino jurídico en el país hasta ser contemplado en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para dar pie a nuevas legislaciones en todo México. 

 “Por una parte es un ejercicio de libertad de expresión que todo ciudadano y ciudadana tiene y que se puede ejercer, la otra parte es usar una marcha para oponerse a un derecho que ellos llaman falso… lo que vemos es un ejercicio de discriminación”, aclaró. 

Denunció que una parte de estás organizaciones están sustentadas por fanáticos religiosos que buscan contraponerse a lo establecido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y a una nueva ley que otorga un derecho a un sector de la población que era excluido de posibilidad para formar una familia. 

El activista precisó que las exigencias presentadas por el Frente Nacional por la Familia representan un acto de discriminación, por lo que saldrán a las calles a exigir que se mantenga está postura al Gobierno de Querétaro y a las instituciones del Estado que ya dieron su aprobación. 

“Lo que vamos a ver es el uso de un derecho, como lo es la libertad de expresión, para exigir que se cometa un acto discriminatorio, como es el pedir que se niegue un derecho constitucionalmente reconocido”, apuntó. 

Recordó que el activismo por la comunidad LGBTTTIQ+ en Querétaro lleva más de 10 años de trabajo y se ha sustentado en la legalidad, buscando los caminos posibles para que la Legislatura pudiera discutir y aprobar los cambios al Código Civil que les permitiera casarse y conformar un matrimonio. 

López González aseveró que la sociedad queretana ha mostrado madurez con el tema, por lo que pidió que se sobreponga a la cordura ante las distintas posturas y se permita el avance de los derechos humanos para todas y todos los ciudadanos sin distinción alguna.