Una asociación civil cercana a Morena pidió permiso a la autoridad electoral para promover la consulta para la revocación del mandato presidencial y recabar firma del ejercicio. FOTO: EFE/ Mario Guzmán.

Ciudad de México, 13 oct (EFE).- Una asociación civil cercana al partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pidió permiso este martes a la autoridad electoral para promover la consulta para la revocación del mandato presidencial y recabar firma del ejercicio.

El referéndum de revocación a mitad de mandato es una de las promesas electorales de López Obrador, presidente desde 2018, para suprimir privilegios y fomentar una democracia directa en México.

El propio mandatario ha impulsado la iniciativa, mediante la que quiere convocar un referéndum para que el próximo año los mexicanos decidan si debe seguir o no en el cargo.

En un comunicado, la asociación civil “Que Siga la Democracia” dijo que a efecto de participar como promoventes a nivel nacional, alrededor de 500 ciudadanos de “ideología progresista” entregaron en ante el Instituto Nacional Electoral (INE), su carta de intención de registro como impulsores de la consulta.

“La convocatoria está abierta, debemos unirnos, puesto que la decisión del pueblo y la mayoría manda. Hoy acudimos a entregar el aviso de intención al INE. Nos acompañaron integrantes de nuestra asociación de todo el país. Juntos lograremos el objetivo sobre la Ratificación de Mandato”, destacó la presidenta de la asociación, Gabriela Jiménez.

Destacó los 500 integrantes se distinguen porque ninguno ostenta algún cargo público y se unieron para promover los mecanismos de democracia directa, impulsando la participación de la población en asuntos de interés nacional.

Los integrantes de la asociación señalaron que el INE debe considerar que en algunas regiones del país, se carece de un servicio adecuado de internet, que permita llevar a cabo la recolección de 2,8 millones de firmas en todo el país.

Esta labor se realizará a partir del 1 de noviembre y hasta el 15 de diciembre del presente año, aunque como agrupación se fijaron la meta de reunir 3,5 millones de firmas.

Además, confirmaron que están de acuerdo en la ratificación del actual presidente, puesto que “se vive un momento histórico, en donde es el primer mandatario que se somete a una consulta de ratificación de mandato y finalmente es el pueblo el que pone o el que quita”.

La oposición ha denunciado que el presidente quiere malgastar el dinero con este tipo de ejercicios, que le permiten estar en campaña permanente.

A finales de agosto, el INE presentó su propuesta de presupuestos para 2022, que contempla destinar 3.800 millones de pesos (183 millones de dólares) a la consulta de revocación.

El pasado 1 de agosto, solo el 7 % del censo votó en la consulta popular convocada por López Obrador sobre enjuiciar a los expresidentes del país, ante lo cual Morena culpó al INE de boicotearla y la autoridad electoral respondió que no tuvo suficiente presupuesto.