Al menos 44 escuelas de educación básica en San Juan del Río requieren de algún tipo de rehabilitación de cara a la segunda fase del regreso a clases presenciales.

San Juan del Río, 13 Oct 2021.- Al menos 44 escuelas de educación básica en San Juan del Río requieren de algún tipo de rehabilitación de cara a la segunda fase del regreso a clases presenciales, lo cual es un requisito para que los planteles puedan volver a recibir a sus estudiantes, maestros y personal administrativo, confirmó la secretaria de Educación Martha Elena Soto Obregón.


La funcionaria precisó que para esta segunda etapa, todas las escuelas deberán enviar un oficio en el que solicitan el retorno de actividades, el cual sólo será aprobado siempre y cuando los planteles se encuentren en condiciones óptimas dentro de su infraestructura e insumos como gel antibacterial, termómetros, etc.


‘Sólo abrirán las escuelas que reúnen las condiciones para un retorno seguro para los alumnos, así como para maestros y todo el personal de trabajo administrativo, por lo cual habrá aún escuelas que tengan que ser rehabilitadas para lo cual destinaremos un recurso en cuanto sepamos la cantidad de planteles’, acotó.


La funcionaria precisó que el Instituto de Infraestructura Física Educativa del Estado de Querétaro (IFEQ) será la dependencia encargada de levantar los reportes de daños para los planteles, con lo cual se tendrá una cantidad estimada del recurso necesario y de las necesidades que falta por cubrir.


‘Las solicitudes han sido sometidas a la institución (IFEQ) para hacer la rehabilitación, en esta segunda fase se estima apoyar al menos a 460 escuelas en todo el estado para poder permitir su retorno, pero los costos se encuentran en proceso de cuantificación’, aclaró.


Hasta el momento son 112 escuelas en todo el municipio que ya cuentan con un dictamen favorable para abrir, entre públicas y privadas de todos los niveles educativos hasta superior, así como se incluyen centros de investigación y desarrollo académico que fueron de los primeros en retomar actividades.


En caso de no contar con la autorización de la Secretaría de Educación, los planteles deberán ser censados por el personal del IFEQ para determinar las reparaciones necesarias y podrán reincorporarse en etapas posteriores.