El Gobierno mexicano afirmó este martes que la tercera ola de covid-19 que afecta al país desde hace más de tres meses ya hila ocho semanas de reducción. FOTO: EFE/ Sáshenka Gutiérrez.

Ciudad de México, 21 sep (EFE).- El Gobierno mexicano afirmó este martes que la tercera ola de covid-19 que afecta al país desde hace más de tres meses ya hila ocho semanas de reducción mientras que el 70 % de la población adulta ha recibido al menos una dosis de la vacuna.

La semana ha abierto con una reducción semanal del 25 % de los contagios, mientras que la hospitalización ya es 63 % menor al del máximo nivel alcanzado, indicó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, encargado de gestionar la pandemia en el país.

“Continuamos viendo esta tendencia de desocupación de los hospitales covid en la medida en que llegan menos personas de las que se dan de alta y esto también se mantiene en una tendencia sostenida en todo el territorio nacional”, sostuvo en la rueda de prensa diaria en el Palacio Nacional.

México acumula más de 3,5 millones de casos confirmados de covid-19 y casi 272.000 muertes, la cuarta cifra más alta del mundo en números absolutos.

El territorio experimenta una tercera ola de covid-19 que el mes pasado rompió récords de contagios de toda la pandemia.

El Gobierno apostó por la vacunación para frenar esta tercera ola hasta alcanzar el 70 % de la población adulta con al menos una dosis en los últimos días, con más de 95 millones de dosis aplicadas.

Aunque si se compara con la población general, solo 42,2 millones de personas han recibido el esquema completo en un país de 126 millones de habitantes.

“Vamos avanzando en el plan de vacunación y seguimos con el compromiso de terminar de vacunar a mayores de 18 años a finales del mes próximo de octubre, aun con una dosis”, reiteró este martes el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Hasta ahora, el país ha recibido 109,4 millones de dosis de diversas farmacéuticas, como las estadounidenses Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson, las chinas CanSino y Sinovac, la británica AstraZeneca y la rusa Sputnik V.

México impulsó el fin de semana pasado en la cumbre de jefes de Estado de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) un mecanismo para la producción regional de vacunas y la distribución equitativa.

“Vamos a insistir en que es necesario democratizar y ampliar la producción de vacunas, asegurar el acceso justo y equitativo a las vacunas, que ha sido lo que México ha planteado en varios foros”, mencionó este martes el canciller, Marcelo Ebrard.

Pese a la reducción de la pandemia, López-Gatell reconoció que México ha identificado “casi todas las letras” de las variantes de preocupación, alpha, beta, gamma y delta.

También admitió la presencia de las variantes de interés eta, iota, kappa, landa y mu, que ha acaparado la mayor atención mediática.

“Hasta el momento no está clasificada como variante de preocupación, solamente variante de interés, por lo tanto no existe evidencia que sea ni más transmisible, ni más virulenta, ni que la inmunidad causada por las vacunas escape esta inmunidad”, aseveró el subsecretario.