La CANACO en Querétaro pronostica un crecimiento del 8% en pequeños negocios del sector terciario para el último trimestre del 2021.

Querétaro, 20 Septiembre 2021.- La Cámara Nacional de Comercio (CANACO) en Querétaro pronostica un crecimiento del 8% en pequeños negocios del sector terciario (comercios, servicios, turismo, etc) para el último trimestre del 2021 tras un año más de pandemia, afirmó el presidente de este organismo en la entidad, Fabián Camacho Arredondo.

El dirigente aseveró que los cambios de escenario en Querétaro por la tercera ola de COVID-19 fueron un nuevo golpe para los comercios de la entidad, ya que muchos continúan adaptándose a los lineamientos de salud y cubriendo deudas que generó la pandemia desde mediados del 2020, tanto por préstamos, nóminas y otros pasivos que requieren gasto.

“El diario sigue siendo un desafío, sseguismo avanzando cuesta arriba pero también hay que reconocer las mejorías que vamos teniendo con un crecimiento de aproximadamente 6% en la economía de pequeños negocios durante el primer semestre de este año, gracias a los cambios de Escenario más favorables”, acotó.

Camacho Arredondo aseveró que existe un balance positivo por fechas festivas (Día de las Madres, Día del Niño, Semana Santa, vacaciones de verano) a lo largo de este año, pues han motivado mayores derramas económicas para los comerciantes de Querétaro, cosa que no sucedió durante 2020 por el mayor temor que existía a la pandemia.

A pesar del Escenario B actual en el que se encierra Querétaro, los comerciantes mantiene su expectativa de cerrar con ganancias (aunque mínimas) este 2021 y comenzar con plenitud el ejercicio del 2022, además de liquidar en más del 90% las deudas y gastos que se hayan generado por la pandemia durante los próximos 6 meses.

No obstante, el dirigente reconoció que los nuevos lineamientos han obligado a nuevas inversiones para los comerciantes, como más equipo sanitario, nuevos termómetros y sobre todo los medidores de CO2 que ahora se requieren para verificar la calidad del aire en espacios cerrados con afluencia de personas, esto para que sean espacios seguros.

“La demanda disparó estos precios, llegamos a verificar costos de hasta 5 mil pesos para los medidores, además de que los inventarios estaban bastante escasos para poder conseguirlos, por lo que la autoridad sanitaria tuvo que ser flexible para apoyarnos y permitirnos poner al corriente con estás nuevas exigencias”, aclaró.

Actualmente, más del 80% de los locales y negocios afiliados a CANACO ya cumplen con todas las medidas sanitarias de este Escenario B, las cuales se mantendrán vigentes incluso si cambia el escenario para garantizar la seguridad de los clientes al momento de acudir a un espacio para realizar compras.