Debido al incumplimiento de protocolos sanitarios en establecimientos y zonas comerciales, así como deportivas, la Unidad Especial Anti-COVID-19 continúa realizando operativos.

San Juan del Río, 13 Septiembre 2021.- Debido al incumplimiento de protocolos sanitarios en establecimientos y zonas comerciales, así como deportivas, la Unidad Especial Anti-COVID-19 continúa realizando operativos.

Debido a los reportes realizados al servicio de emergencia 911, el fin de semana se llevaron a cabo dos dispersiones ante el incumplimiento de las medidas sanitarias preventivas, que fortalezcan la estrategia estatal para mitigar los efectos de la pandemia.

En el municipio de El Marqués se dispersó a 80 personas de una cancha de fútbol, y alrededor de mil personas reunidas en el Ecocentro, por incumplir con protocolos vigentes de prevención para la enfermedad COVID-19.

La Unidad Especial efectuó 184 verificaciones donde se supervisó el cumplimiento de la normatividad.

La Secretaría de Salud, con apoyo de Protección Civil y Seguridad Pública Estatal, Protección Civil y Seguridad de los municipios de Corregidora, El Marqués, Jalpan de Serra, Querétaro , San Juan del Río, San Joaquín, Tequisquiapan y Tolimán, realizó el operativo con el objeto de verificar el cumplimiento de las medidas sanitarias implementadas durante la contingencia por COVID-19.

A través de los Auxiliares de Verificación Sanitaria se realizaron 92 visitas de fomento sanitario en las que se difundieron medidas de prevención y promoción de la salud a dueños, empleados y usuarios o clientes de establecimientos, con el fin de reducir riesgos epidemiológicos, y se visitaron 108 establecimientos que ya se encontraban cerrados.

En el recorrido se hicieron 76 recomendaciones, en las cuales se orientó sobre el llenado del Acuerdo de Voluntad a través del formulario de la COVAPP y se dieron indicaciones sobre higiene, seguridad y protección civil.

Las supervisiones de la Unidad Especial Anti-COVID-19continuarán en la entidad de manera aleatoria, para mitigar los contagios por esta enfermedad en establecimientos y/o en atención a las llamadas ciudadanas a través de la línea de emergencias 9-1-1, para acudir a instituciones bancarias, centros comerciales e incluso reuniones sociales donde no se cumplen las medidas establecidas por las autoridades sanitarias.