Ciudad de México, 19 ago (EFE).- La tasa de desempleo en México cerró en 4,2 % en el primer trimestre de 2021, una reducción de seis décimas frente a la de 4,8 % del mismo lapso de 2020, en el mayor impacto de la pandemia, indicó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Además, el índice de desocupación es dos décimas menor a la medición del primer trimestre de 2021, cuando la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Inegi la situó en 4,4 %.

La encuesta registró una reincorporación anual de 10,7 millones de personas en la población económicamente activa (PEA), que totalizó 57,7 millones de personas frente a las 47 millones de abril a junio de 2020, cuando millones abandonaron la fuerza laboral por la emergencia sanitaria.

La población ocupada fue de 55,2 millones de personas, un aumento de 10,5 millones frente al segundo trimestre de 2020.

Además, la población ocupada “está 194.000 arriba del nivel prepandemia del primer trimestre de 2020, con 2,5 millones de crecimiento de la población de 15 años y más en el lapso”, destacó Julio A. Santaella, presidente del Inegi, en su Twitter.

Sin embargo, la ENOE también contabilizó 31,02 millones de trabajadores informales en el segundo trimestre de 2021, un incremento de 8,2 millones de personas comparadas con igual trimestre de 2020.

Por ende, la tasa de informalidad quedó en 56,2 %.

Por otro lado, el instituto registró una tasa de subocupación, personas que trabajan menos horas de las que necesitan, de 13,3 %, casi la mitad de la proporción de 25,1 % del mismo periodo de 2020.

Esto implica una disminución de 3,8 millones de personas subocupadas, hasta totalizar 7,3 millones.

Al considerar a la población ocupada con relación al sector económico en el que trabajan, 6,8 millones de personas (12,3 % del total) trabajan en el sector primario, 13,8 millones (25 %) en el secundario o industrial y 34,3 millones (62,1 %) están en el terciario o de los servicios.

El restante 0,6 % no especificó su actividad económica.

Mientras que el 68,5 % son trabajadores subordinados y remunerados; 22,6 % trabajan por su cuenta, sin emplear personal pagado; un 4,9 % son propietarios de los bienes de producción, con trabajadores a su cargo y un 4 % son trabajadores que no reciben remuneración.

Además de más de 3,1 millones de contagios y 250.000 muertes, la cuarta cifra más alta del mundo, la crisis de la covid-19 provocó en México una contracción de alrededor de 8,2 % del producto interno bruto (PIB).

El Gobierno del presidente , Andrés Manuel López Obrador ha pronosticado un repunte de más del 6 % del PIB para este 2021 con la promesa de recuperar el nivel de empleo previo a la pandemia a finales de año.

Además de los datos del Inegi, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aún señala que faltan cerca de 300.000 empleos formales para recuperar el nivel previo a la pandemia.