La Junta de Agua Potable y Alcantarillado Municipal (JAPAM) se enfrentó a varias dificultades durante la sequía que estuvo presente en el país, sobre todo porque fue durante tiempos de pandemia.

San Juan del Río, 05 julio 2021.- La Junta de Agua Potable y Alcantarillado Municipal (JAPAM) se enfrentó a varias dificultades durante la sequía que estuvo presente en el país, sobre todo porque fue durante tiempos de pandemia.

Según miembros de esta institución, la sequía duró aproximadamente dos años, y hubo cierto desabasto debido a algunas deficiencias en el suministro, especialmente por la distancia de las comunidades al pozo de abastecimiento y por los altos consumos de agua.

“Hay que entender que sólo tenemos 38 pozos para abastecer a todo San Juan del Río. No podemos extraer más agua de la que no hay”, mencionó Gabriela Juaristi Arreguín, jefa del área de comunicación social y enlace institucional de JAPAM.

“Si hay sequía, es temporada de calor, la gente está consumiendo más agua, además, en comunidades donde tienen ganado, nos rompen la red”.

Detalló que el robo de este líquido vital se realiza principalmente en comunidades como Palma de Romero, pues es una red muy grande que abarca desde Cuarto Centenario hasta Palmillas, además de también en Ojo de Agua.

Este fue uno de los principales problemas que se dieron durante la sequía, pues los ganaderos rompían la red para llenar bordos y abastecer a sus animales, dejando sin servicio a algunas comunidades, llegando a acontecer por lo menos una vez a la semana durante 4 meses.

Ante esto, y dependiendo de la afectación, las multas por robo de fluido por toma clandestina, pueden variar desde los 6 mil hasta los 40 mil pesos.

Es por esto que JAPAM invita a la población a reportar cualquier fuga que haya, además de que sean conscientes y le den un buen uso al agua.