La dirigente indígena feminista Martha Sánchez Néstor murió a causa del covid-19. FOTO: SEM MÉXICO.

México, agosto (SEMlac).- La dirigente indígena feminista Martha Sánchez Néstor murió a causa del covid-19. Querida y respetada mujer de Guerrero, tremenda mujer indígena que dio batallas por los derechos colectivos indígenas y de las mujeres, postuló al cargo de la presidencia del Consejo Nacional para Prevenir La Discriminación (Conapred) recientemente.

La triste noticia de la partida fue dada a conocer el pasado viernes 30 de julio y ha invadido de desaliento a una comunidad de mujeres en Guerrero y en el mundo, por su destacado papel en organizaciones nacionales e internacionales, en la defensa de la dignidad de las mujeres indígenas. Su familia y amigas están consternadas.

Nació en Xochistlahuaca, Guerrero, en 1974, y desde los 20 años comenzó a recorrer las comunidades indígenas para esparcir los derechos humanos de las mujeres, formar promotoras de la no violencia y no discriminación, la salud intercultural, la participación política, la creación de cooperativas y el establecimiento de redes entre mujeres de distintas etnias.

Fue una líder indígena amuzga y feminista. Dirigió la Asamblea Nacional Indígena Plural por la Autonomía (ANIPA) y formó la Coordinación Guerrerense de Mujeres Indígenas, también fundó la Casa de Salud en Ometepec desde donde realizó un trabajo de formación de jóvenes, capacitación de promotoras de salud y capacitación de parteras indígenas.

Inició su trabajo de defensa de los derechos indígenas en 1994 cuando encontró un empleo como secretaria del Consejo Guerrerense de 500 Años de Resistencia Indígena. Sus recorridos por las comunidades al lado de sus compañeros, asistiendo a asambleas campesinas, organizando movilizaciones, hicieron que dejara la máquina, y al mismo tiempo descubriera que las mujeres eran invisibles y que tenían derechos.

Cuatro años después, fundó la Comisión de la Mujer con una fuerte influencia de feminista, pero también teniendo como referente a la Comandanta Ramona del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, desde donde impulsó la Ley de Derechos y Cultura Indígenas.

Martha siempre fue incansable. Fue fundadora del Consejo de la Nación Amuzga y de la Cooperativa de Tejedoras “Flores de la Tierra Amuzga”. Con su liderazgo nato construyó la convergencia de mujeres indígenas no solo en Guerrero y en México, sino en otros países.

Fue Coordinadora de la Alianza de Mujeres Indígenas de Centroamérica y México. Su vocación para formar nuevos cuadros de mujeres que tuvieran su propia voz para defender sus derechos, la llevó a ser Coordinadora de Proyectos de Mujeres Indígenas del Instituto de Liderazgo Simone de Beauvouir.

Fue fundadora del Grupo Plural por la Equidad de Género y el Adelanto de las Mujeres en Guerrero que impulsó la agenda ciudadana con perspectiva de género; y ocupó la Secretaría de Asuntos Indígenas y Afromexicanos de Guerrero en el 2014 en el Gobierno interino de Rogelio Ortega y fue integrante del grupo de notables formado por el Gobierno de la Ciudad de México para redactar el borrador de la primera Constitución de la Ciudad de México.

En 2005 recibió el mérito civil “Antonia Nava de Catalán”; en 2006 fue galardonada con el premio civil indigenista “Cuauhtémoc”. A nivel internacional, la organización Women Deliver la reconoció como una de las 100 Mujeres Líderes de Mundo más comprometidas con la salud de mujeres y niñas; y la Revista Forbes la incluyó en junio del 2016 en la lista de las 100 mujeres más influyentes en México.