San Juan del Río, 21 Julio 2021.- Mario Alberto Merlo Barajas, titular de Control Animal en el municipio, explicó que en San Juan del Río se han suscitado diversos ataques de perros hacia personas, y el proceso que se sigue para determinar el destino de estos canes.

Detalló que regularmente es en las temporadas de primavera y verano, cuando las hembras entran en celo, lo que causa que los machos la sigan y generalmente ellos tratan de defender a la hembra y atacan a los transeúntes.

Además, cuando las perras dan a luz en situación de calle, entran en un modo protector. ”En muchas situaciones ellas defienden a sus cachorros, porque no saben qué intenciones tiene la gente cuando se acerca”.

En cuanto a los perros de casa, indicó que “no es básicamente una acción de agresión, sino mala educación por parte de los dueños hacia las mascotas, además del estrés que causa el estar encerrados, así que, por estas situaciones se vuelven agresivos”.

En Control Animal, el protocolo que se sigue para poder actuar con los perros que agredieron a humanos, es un poco largo, pues primero se tiene que contar con un reporte.

Posteriormente, se valora al can, para saber en qué situación vive, manteniéndose por lo menos 10 días en observación, y así determinar si fue por una situación especial el motivo de su agresión.

Se realizan acciones para determinar cómo convive con otros perros, con humanos, la edad y peso; y sobre todo, la adaptación que tiene a un lugar nuevo y desconocido, como lo es la perrera municipal.

“Hay perros que tú los ves y la gente los conoce como muy tranquilos y se sorprenden si agredieron a una persona, pero te das cuenta de que realmente la persona lo agredió primero y ellos sólo se defendieron”, mencionó Merlo Barajas.

Cuando llegan a la perrera municipal, se les vacuna, desparasita y esteriliza, para que así, en caso de que el perro sea sociable, puedan entrar en un proceso de adopción en Control Animal.

A pesar de que el veterinario se negó a dar cifras, es sabido por los sanjuanenses que varios canes llegan a ser sacrificados por no encontrarles un hogar o por resultar demasiado agresivos, y muchas personas no esteán de acuerdo con estas practicas, asegurando que hay otros modos de combatir el problema de los perros callejeros.