Las carpetas de investigación que se han iniciado en Querétaro por aborto. “Yo no conozco las carpetas de investigación que se lleva al respecto”.

Querétaro, 23 Junio 2021.- Monseñor José Martín Lara Becerril, Vicario General y Vocero de la Diócesis de Querétaro, señaló desconocer las carpetas de investigación que se han iniciado en Querétaro por aborto. “Yo no conozco las carpetas de investigación que se lleva al respecto”.

Mientras tanto, refirió que por parte de la Iglesia católica respetarán a la vida humana desde su concepción y hasta la muerte natural.

“Nosotros por parte de la Iglesia católica, el respeto a la vida humana desde su concepción hasta la muerte natural, es una preocupación porque el peor escenario que le puede pasar a una persona es no existir”, expresó.

Por ello, señaló que las personas no tienen el derecho de quitar a las personas la posibilidad de existir.

“Nosotros no tenemos el derecho de quitar a ninguna persona la posibilidad de existir, hoy nosotros que estamos aquí gozamos de vida, gozamos de salud y pues nosotros podemos hablar, decir y disfrutar la vida”, dijo.

Por ello, mencionó que nadie tiene el derecho de quitarle la vida a una persona. “Nos duele todas las masacres que ha habido en México por personas inocentes (…) del mismo modo también nos duele que haya abortos”.

Por otro lado, el Vocero de la Diócesis señaló que por parte de la Iglesia cuentan con un espacio en el que religiosas ayudan a asistir a las mujeres durante el embarazo, principalmente a aquellas que sufren de carencias.

“Con respecto a las mujeres que tienen problemas en su proceso de embarazo y después en los días próximos de dar a luz, en la iglesia católica nosotros tenemos una organización (…) un grupo de religiosas que ayudan, asisten a todas estas mujeres”, manifestó.

“Si alguna mujer necesita un apoyo en este sentido, por favor acérquense y también tenemos dentro de la pastoral familiar en la diócesis de Querétaro un departamento para atenderles psicológicamente después de haber dado a luz”, concluyó.