Jerusalén, 10 may (EFE).- Varias explosiones se escucharon este lunes en Jerusalén después de que sonaran las alarmas antiaéreas por disparos de cohetes desde la Franja de Gaza, según informaron fuentes del Ejército israelí.

“Se dispararon siete cohetes desde la Franja de Gaza contra territorio israelí (hacia Beit Shemesh y Jerusalén). Uno de los cohetes fue interceptado por el sistema de defensa aérea Cúpula de Hierro, concretó en un comunicado.

Las Brigadas al Qasam del movimiento islamista Hamás habían dado un ultimátum hasta las 03.00 GMT a Israel para que retirara sus fuerzas policiales del barrio de la Explanada de las Mezquitas y del barrio de Sheij Yarrah de Jerusalén, durante una jornada de especial tensión, que dura ya semanas.

Las alarmas que sonaron en Jerusalén, algo inusual, siguieron en las comunidades colindantes a Gaza y la ciudad de Sderot, en la que un israelí fue herido leve, según el Ejército.

Además, las milicias de Gaza pidieron la liberación de todos los detenidos durante las protestas de estos días, que se han concentrado en la Puerta de Damasco, entrada a la Ciudad Vieja, y alrededores, en el este ocupado de Jerusalén.

Las fuerzas israelíes entraron hoy de nuevo en la Explanada de las Mezquitas, después de la irrupción del viernes, donde se volvieron a producir fuertes enfrentamientos con los palestinos, que dejaron más de 300 heridos esta mañana.

En la Puerta de Damasco, decenas de jóvenes palestinos se congregaron para impedir el paso de unaa marcha ultranacionalista judía, por el llamado Día de Jerusalén, prevista para hoy y que finalmente cambió la ruta para rebajar la tensión, aunque sin embargo la sucesión de acontecimientos apunta a una escalada.