Fotografía de archivo de un miembro de la patrulla fronteriza mientras habla con una inmigrante hondureña junto a sus tres hijos de 2, 9 y 14 años en un punto del área conocido como Quitobaquito, en la frontera de Arizona con México (EE.UU.). EFE

Tucson (AZ), 29 abr (EFE News).- El senador demócrata Jeff Merkley y la congresista del mismo partido Pramila Jayapal presentaron hoy el proyecto de ley Libertad para las Familias, que garantizaría que ningún niño o familia se vean amenazados por la detención o separación cuando buscan protección en Estados Unidos.

Una coalición de organizaciones por derechos de los inmigrantes pidió este jueves al Congreso para aprueben esta legislación.

“No hay nada que justifique la detención prolongada de familias migrantes y sus hijos. La detención no debe de ser utilizada como un método para reprimir la migración”, dijo Andrea Meza, directora del programa de detención del Centro de Educación y Servicios Legales para Refugiados e Inmigrantes (RAÍCES).

La propuesta de Merkley y Jayapal niega el uso de fondos federales para construir y operar centros de detención familiares y pide que se cierren los ya existentes.

Adicionalmente desvía los fondos utilizados actualmente con este propósito para establecer programas de ayuda que no estén basados en la detención.

La propuesta fue aplaudida por “Laura”, una inmigrante indocumentada que vivió en carne propia el vivir encarcelada por cerca de 700 días junto a su hijo de 3 años en el Centro de Detención Familiar de Berks, en Pensilvania.

La migrante, que fue detenida en 2015, aseguró que hasta la fecha aún sufre los estragos psicológicos de haber vivido tanto tiempo bajo detención.

“Este es un gran daño que se está causando a las familias”, dijo la migrante durante una teleconferencia en la que se habló del proyecto de ley.

Merkley dijo en declaraciones enviadas a Efe que no hay una forma “humanitaria” de detener a niños y familias y que existen alternativas que son igual de exitosas para garantizar que las familias migrantes se presenten a sus cortes de migración.

La propuesta de ley está apoyada por más de 60 organizaciones a nivel nacional.

Según datos de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR), la agencia del Departamento de Salud encargada del cuidado de los menores y familias que llegan a la frontera hasta que son enviados junto con familiares o patrocinados, este miércoles había 22.676 menores bajo su cuidado .

Mientras tanto, otros 1.027 se encuentran aún bajo custodia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).