Una desaparición y un asesinato de dos mujeres policías consternó a la ciudad de Guadalajara la pasada semana. FOTO: Policía Federal.

México, abril (SEMlac).- Una desaparición y un asesinato de dos mujeres policías consternó a la ciudad de Guadalajara la pasada semana, por lo que feministas del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos Humanos de las Mujeres (Cladem) exigieron al gobierno de Jalisco y del municipio la búsqueda y hallazgo con vida de Virginia Muñoz Andrade y la atención inmediata a la familia de Victoria Isabel Sánchez Torres, asesinada la noche del 5 de abril.

Sostienen que el asesinato de Sánchez Torres y la desaparición de Muñoz Andrade, policías de la capital de Jalisco, refleja el contexto de violencia e inseguridad que se vive en la entidad, donde no escapan quienes se encuentran en la labor policial, y evidencia que su labor las coloca en una situación de mayor riesgo y vulnerabilidad.

Según la organización civil Causa en Común, 2020 ha sido el año más violento para el desempeño de la policía, desde que se lleva el registro, con al menos 524 asesinatos En promedio, 1,42 cada día. Y sostiene que en los dos últimos años en México fueron asesinados 1.422 policías, entre hombres y mujeres.

Cladem pide para la familia de la policía asesinada que el gobierno procure todos los apoyos económicos, psicológicos y otros que sean necesarios para su atención, considerando que se trata de víctimas indirectas, especialmente su hija de 12 años.

Victoria Isabel Sánchez Torres, oficial de la Policía de Guadalajara, murió tras enfrentarse a tiros con dos hombres armados que desafiaron a las autoridades durante un retén policial en la colonia Jardines de la Paz. Por el hecho, las autoridades informaron que ya hay un detenido.

El crimen ocurrió la tarde del lunes 5 de abril, alrededor de las 19 horas, en el cruce de avenida Revolución y Marquesa de Calderón, donde la policía adscrita al escuadrón motorizado “Gamas”, que llevaba más de ocho años en la corporación, le marcó el alto a un taxi que conducía de manera “evasiva”.

Sánchez Torres tenía 33 años, ella y sus compañeros Cristian Barón y Brian Guzmán, le hicieron la orden de alto al vehículo, pero en lugar de que el chofer se detuviera, este aceleró porque, según su versión, los dos pasajeros lo iban amenazando con armas de fuego. Ahora el hombre es testigo del caso.

Los tripulantes del taxi descendieron metros adelante de la unidad y comenzaron a disparar a los policías, según el informe policial.

Cladem sostiene que Virginia Muñoz Andrade fue secuestrada y desaparecida. Se la llevaron de su domicilio la noche del 3 de abril. Por ello señala que es necesario revisar las condiciones de seguridad y de protección en que realizan su labor y, especialmente, las protecciones sociales que deben recibir sus hijas e hijos.

A continuación, se presentan los resultados más importantes:
Causa en Común dice que del primero de enero de 2018 al 31 de diciembre de 2020 han asesinado, al menos, a 1.422 policías en México. Durante 2018 asesinaron, al menos, a 452 policías, en promedio, 1,24 cada día. En 2019 asesinaron, al menos, a 446 policías, en promedio, 1,16 cada día.

Cladem agrega que, como feministas, se solidarizan con las familias de ambas policías, mujeres que pertenecían a la corporación policiaca y se encontraban desempeñando su labor, en donde además “sabemos se encuentran otras mujeres policías que, como ellas, salen todos los días a la calle a enfrentar el difícil contexto de violencia que se vive en Jalisco y en México.

Afirman que no descarta su trabajo como mujeres al interior de estos sistemas, y tampoco lo deslegitiman. La llegada de las mujeres a las corporaciones policíacas ha sido un avance en la reivindicación de los derechos humanos de las mujeres; sin embargo, detallan: “ponemos especial énfasis en el grito feminista de ‘La policía no me cuida, me cuidan mis amigas’, -agregan-“y reconocen que hay carencias en las comisarías de infraestructura y personal. Tanto como descuido para fomentar el cambio cultural ante las dinámicas patriarcales y androcéntricas al interior de estos espacios, lo hostiles que son para las mujeres policías”.

Por ello exigen una reestructuración en el sistema policiaco, con perspectiva de género en todos los niveles, debido a que las policías viven las mismas opresiones que todas las mujeres, que se agudizan en un espacio lleno de machismo y misoginia.

Luego reconocieron a todas las mujeres policías,” a quienes les decimos también, que en las feministas encuentran a mujeres aliadas y comprometidas con la protección de los derechos humanos de todas y de todos”.

¿Quién era Victoria Isabel Sánchez Torres? Según testimonios de la prensa local, desde su llegada a la corporación hace 9 años, siempre buscó formar parte del grupo motorizado, aunque tuviera nula experiencia conduciendo motocicletas de alta cilindrada. “Le costó varias caídas aprender andar en la moto, se puede decir que fue de las primeras, la primera mujer en Gammas… Siempre le gustó andar en motocicleta”. Victoria Isabel era madre de una niña de 12 años.

Causa en Común
El pasado jueves 8 de abril, la organización Causa en Común presentó un informe sobre la letalidad policiaca, al afirmar que los cuerpos de policía son una manifestación esencial de cualquier Estado. No solo reflejan políticas de seguridad, sino que constituyen una expresión del desarrollo institucional de una nación, y de las relaciones entre comunidades y autoridades.

Sostienen que, en México, las policías adolecen de múltiples insuficiencias y deficiencias, como resultado de un abandono institucional crónico, generalmente caracterizado por presupuestos insuficientes y mal ejercido; condiciones laborales abusivas; y brechas crecientes entre sus procesos de desarrollo, su realidad operativa y las leyes que los rigen. A lo anterior, se suma un amplio desprecio social a las corporaciones de policía.

Además, la policía está desprotegida, mal pagada y sin suficiente equipo; están hombres y mujeres, abandonadas por el Estado y sus comunidades, con jornadas extenuantes y capacitaciones exprés, las y los policías enfrentan día con día un altísimo riesgo de ser asesinados. En el país pierden la vida, en promedio, más de un policía cada día y la mayoría de estos crímenes quedan impunes.

Los asesinatos de policías, según el registro de Causa en Común, suceden principalmente, de 2018 a la fecha, en Guanajuato (223), Estado de México (109), Guerrero (107), Chihuahua (98) y Veracruz (84).

El registro de Causa en Común incluye policías municipales, estatales y federales, ya sean de tránsito, preventivos, ministeriales o penitenciarios.