Una sede del partido de izquierda Podemos fue atacada este viernes con un cóctel molotov, sin provocar apenas daños personales. FOTO: EFE/Marcial Guillén.

Madrid, 2 abr (EFE).- Una sede del partido de izquierda Podemos, que forma parte de la colación de Gobierno en España, fue atacada este viernes con un cóctel molotov, sin provocar apenas daños personales, en una acción que no ha sido revindicada.

El ataque fue denunciado en redes sociales por el líder de esta formación, Pablo Iglesias, con un vídeo que muestra el lanzamiento del explosivo ocasionado un incendio en el exterior de la sede en la ciudad de Cartagena (sureste).

Las imágenes fueron captadas de madrugada hora local por cámaras de seguridad de la sede, en cuyos cristales aparecieron pintadas con expresiones como “No al terrorismo de Estado”.

La formación política, que gobierna en coalición con el Partido Socialista (PSOE), apuntó a la “ultraderecha” como responsable del ataque, que según fuentes de Podemos es la sexta vez que se produce en esta sede.

“El terrorismo callejero de los ultras no va a amedrentarnos”, publicó en un tuit Iglesias, que el pasado miércoles dejó el puesto de vicepresidente segundo del Gobierno español para ser candidato de Podemos en las elecciones regionales de Madrid (centro) de mayo próximo.

Otros responsables del partido reclamaron que no queden impunes este tipo de ataques, que la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, calificó de “atentado terrorista”, y la de Igualdad, Irene Montero, también de Podemos, lo definió como “ataque a la democracia” por parte de la “extrema derecha”.

Otros partidos también denunciaron la agresión, como el gubernamental PSOE o los opositores Partido Popular (conservador) y Ciudadanos (liberales).