El Gobierno argentino aseguró este martes que el Reino Unido "debe escuchar a la comunidad internacional" por el caso de las Islas Malvinas. FOTO: EFE/Felipe Trueba.

Buenos Aires, 16 mar (EFE).- El Gobierno argentino aseguró este martes que el Reino Unido “debe escuchar a la comunidad internacional” por el caso de las Islas Malvinas, después de que el Ejecutivo británico anunciase su intención de mantener la presencia militar en el archipiélago.

En un comunicado, el Ministerio argentino de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto criticó esta propuesta formulada por el primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, en la presentación de la nueva estrategia británica de política exterior y de defensa, conocida como la Revisión Integrada.

En opinión de la Cancillería del país suramericano, tales consideraciones “reiteran la tradicional mirada colonialista del Reino Unido sobre las Islas Malvinas”, un archipiélago del Atlántico Sur con bandera británica y cuya soberanía reclama Argentina.

“La República Argentina sostiene una vez más que el Reino Unido debe escuchar a la comunidad internacional que promueve el fin del colonialismo en el mundo y que en particular en el caso de las Islas Malvinas ha planteado, a través de la Resolución 2065 de Naciones Unidas, que el camino para la solución del diferendo por la soberanía es el diálogo bilateral”, aseveró la Cancillería en su escrito.

En ese sentido, Argentina volvió a criticar la presencia militar británica en las islas, una circunstancia que los países que conforman la Zona de Paz del Atlántico Sur (ZPCAS) “han planteado como una amenaza para toda la región”.

“La Argentina ha denunciado reiteradamente que esta base viola la resolución 31/49 de las Naciones Unidas que prohíbe las acciones unilaterales en la zona en disputa, como lo es esta base militar”, señaló la Cancillería.

Por este motivo, el Gobierno argentino insistió en que “sólo reconoce el diálogo, la diplomacia y la paz” como los únicos caminos para recuperar la soberanía de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur, además de los espacios marítimos circundantes.

“Como ha señalado nuestro presidente Alberto Fernández en el último discurso del 1° de marzo en el Congreso de la Nación, creemos que es el tiempo del diálogo bilateral para la recuperación del ejercicio de la soberanía en las Islas Malvinas en los términos de la Resolución 2065 de Naciones Unidas, ya que en pleno siglo XXI no debe existir más lugar para el colonialismo”, sentenció el comunicado.