Autoridades federales analizan adaptar instalaciones de la agencia espacial NASA en California para albergar al creciente número de niños inmigrantes. FOTO: EFE/Abraham Pineda Jácome.

Los Ángeles, 11 mar (EFE News).- Autoridades federales analizan adaptar instalaciones de la agencia espacial NASA en California para albergar al creciente número de niños inmigrantes indocumentados que está cruzando la frontera en las últimas semanas, dijeron funcionarios a la cadena de noticias ABC.

Se trata de las instalaciones de la pista de despegue del aeródromo Moffett, en el área de la Bahía de San Francisco, al norte de California.

Darryl Waller, portavoz de la NASA, le dijo al canal de noticias que “el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) ha solicitado a las agencias federales que determinen si tienen propiedades actualmente desocupadas que podrían estar disponibles y ser adecuadas para un posible uso futuro como instalaciones de atención de afluencia temporal para niños migrantes no acompañados”.

Waller confirmó que actualmente el HHS y la NASA están coordinando una evaluación de estas instalaciones para determinar si este sitio podrían ser adecuado para proporcionar refugio temporal a los menores.

El uso de este espacio se destinaría para albergar a menores no acompañados por un padre o tutor y que cruzan la frontera y que son puestos bajo custodia de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR), una dependencia del HHS.

ORR también confirmó la noche de este miércoles que está considerando abrir espacio adicional para camas para niños migrantes no acompañados en un sitio de la NASA en California.

Waller resaltó que “este esfuerzo no tendrá ningún impacto en la capacidad de la NASA para llevar a cabo sus misiones principales”.

Los esfuerzos por adaptar más refugios para albergar menores no acompañados se dan tras el aumento de niños que pasan solos la frontera.

Según las cifras de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) reveladas este miércoles, en febrero se tomó custodia de 9.457 menores no acompañados de su padre o tutor legal que ingresaron al país.

El ingreso de niños menores de 13 años que cruzan la frontera sin su progenitor ha aumentado en las últimas semanas.

Desde el 1 de enero y hasta la segunda semana de febrero, los agentes han detenido a 28 niños menores de 13 años sin la compañía de un padre o tutor, mientras que en el mismo periodo de 2019 esa cifra fue de 13 niños, indicó la agencia federal en un comunicado.

Esta antigua base militar es actualmente un aeródromo federal restringido que ocupa cerca de 2.200 acres (891 hectáreas) y entre sus instalaciones hay una piscina, campo de golf y canchas de tenis, disponibles para los residentes que trabajan o estudian en el Centro de Investigación Ames de la NASA, ubicado en esta instalación.