El boxeador nicaragüense Román ""Chocolatito"" González. EFE

México, 8 mar (EFE).- El mexicano Francisco “Gallo” Estrada, campeón supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), se enfrentará el próximo sábado en Dallas al nicaragüense Román “Chocolatito” González, confiado en liquidar su única cuenta pendiente como profesional.

Estrada, de 30 años, se ha preparado de la mejor manera y se declaró listo para salir por la victoria ante el único contrario que lo ha derrotado y ante el cual no se desquitó.

“He tenido tres derrotas en mí carrera de las cuales en dos ya vengué, sólo me falta una y será primero Dios este sábado 13 de marzo”, escribió el peleador en sus redes sociales, poco después de confirmar no tener problemas de peso.

En el pesaje previo, realizado el sábado, el mexicano marcó 118 libras, tres por encima del límite de su división, un margen cómodo para un pugilista profesional siete días antes de pelear, mientras que su rival registró 118,2.

González, de 33 años, derrotó a Estrada en noviembre de 2012 en la categoría minimosca, en el único pleito entre ambos, en el que el mexicano bajó de peso y fue superado por decisión unánime.

Según ha comentado, el “Gallo” siente que pasa por el mejor momento de su carrera y buscará el nocáut en el combate que pondrá en juego la faja de Estrada y la del centroamericano, campeón de la Asociación Mundial de Boxeo.

Será una de las peleas más esperadas del año por la calidad de los dos púgiles, que poseen pegada, buen boxeo y se han preparado bien.

Con 41 triunfos, 28 por la vía rápida, y tres reveses, Francisco Estrada presume haber derrotado en pleitos de desquite a Juan Carlos Sánchez, quien le quitó el invicto en el 2011, y al tailandés Srisaket Sor Rungvisai.

El CMB elogió a Rungvisai porque, a pesar de ser el retador oficial por el título mundial, se hizo a un lado de manera temporal para permitir que el pleito entre los latinos se pueda celebrar.