La epidemióloga Hilda Alemán administra una dosis de la vacuna de los laboratorios Pfizer/BioNTech contra la covid-19 a un hombre en el Hospital Ashford de San Juan (Puerto Rico). EFE

San Juan, 18 feb (EFE News).- Puerto Rico pondrá estos días la atención sobre las segundas dosis de la vacuna contra la covid-19 y deberá reprogramar la inyección de la primera, debido a las inclemencias del tiempo en gran parte de Estados Unidos.

Debido a las inclemencias del tiempo en gran parte de Estados Unidos, el secretario del Departamento de Salud de Puerto Rico (DS), Carlos Mellado, ha anunciado que las citas para la administración de la primera dosis serán reprogramadas ante el retraso en el Plan de Distribución.

“Desafortunadamente, el clima es impredecible. La falta de electricidad y las fuertes nevadas nos llevaron a un retraso en la entrega de las vacunas, lo que atrasa el proceso de vacunación en Puerto Rico. Sin embargo, la prioridad será suministrar las segundas dosis y reprogramar las citas de las primeras dosis para los días 3 y 4 de marzo,” explicó Mellado en un comunicado.

El secretario enfatizó que todo ciudadano que tiene cita para recibir la segunda dosis para los próximos días debe visitar a su proveedor.

La Guardia Nacional de Puerto Rico (GN), a través de sus seis centros alrededor de la isla, y la Coalición de Vacunación (VOCES) estarán administrando solo la segunda dosis.

“Continuamos monitoreando la situación. Nuestros esfuerzos continúan enfocados en garantizar las segundas dosis y reajustar la administración de las primeras dosis”, puntualizó el secretario en el comunicado.

Mellado actualizó la información en una conferencia de prensa en la que dijo que en breve llegarán a la isla 34.200 nuevas dosis de Moderna y 35.100 de Pfizer, a lo que hay que sumar otras 10.000 de Walgreens, aunque aclaró que debido a las inclemencias del tiempo no puede precisar fechas.

Dijo que la prioridad es reanudar la aplicación de las segundas dosis a los primeros respondedores y las primeras a los maestros.

El funcionario dijo además que ya están preparadas las guías que determinarán el comienzo de la reanudación de las clases, pero indicó que se tratará de un proceso no uniforme al deberse tener en cuenta, entre otros factores, la incidencia de la pandemia por municipio.

Por su parte, la directora del programa de vacunación contra la covid-19 en Puerto Rico, Iris Cardona, ha señalado, en entrevista radiofónica, que cabe la posibilidad de que el suministro se pudiera reanudar mañana mismo.

“Anoche recibimos un correo electrónico del programa de inmunización federal del CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) estableciendo que no pudiesen asegurar que para mañana hubiesen salidas, pero hay que estar pendientes. Estos son procesos estructurados y si las condiciones del tiempo lo permiten saldrán los despachos, pero estarían llegando el viernes, probablemente viernes en la tarde”, dijo.

En una entrevista concedida a Radio Isla-1320 AM, Cardona agregó que todo lo que son segundas dosis para esta semana “se están dando sin problemas”.

“Lo correcto es utilizar las segundas dosis para el que le toca y esperar por la llegada de las primeras dosis, y por eso se han reprogramado las citas que se habían dado, particularmente, para hoy jueves, y mañana, viernes, en muchos centros de vacunación”, remarcó.

Las salidas desde Estados Unidos de la vacuna de Moderna estaban previstas para los días 15, 16 y 17 de febrero pero se han suspendido para todos los estados y territorios debido a que los almacenes de la citada compañía farmacéutica están localizados en una de las zonas más azotadas por las nevadas.

De media, de dicha compañía Puerto Rico recibe alrededor de 20.000 dosis.

En cuanto a las de Pfizer, explicó que pese a las inclemencias del tiempo sí se recibieron varias dosis pero “no es todo lo que se esperaba esta semana y al día de hoy no sabemos si vamos a recibir mañana”.

Cardona señaló en la conferencia de prensa junto a Mellado que la recomendación para la segunda dosis de la vacuna de Pfizer es de 21 días, mientras que la de Moderna se administra a los 28 días de la primera dosis, aunque matizó que los estudios permiten esperar hasta 42 días por la segunda dosis.

Dos tormentas invernales que afectan a unas 100 millones de personas en su avance desde Texas, en el sur de EE.UU., hacia la región de Nueva Inglaterra, que engloba varios estados del noreste, han dejado al menos 26 muertos y amplios cortes del suministro eléctrico.

La ola de frío ártico que cubre gran parte de los estados del país ha saturado las redes de energía eléctrica en Texas, Luisiana y Kentucky desde el domingo, cuando las temperaturas cayeron a los niveles más bajos en décadas.

Tan extremas son las condiciones climáticas que el martes cubrían con nieve el 73 % del territorio estadounidense, y han causado demoras y suspensiones en la campaña para la vacunación contra la covid-19.