Se aprobó por dos votos a favor el dictamen de las reformas a la Ley de los Trabajadores del Estado de Querétaro, así como la Ley Orgánica del poder Legislativo del estado.

Querétaro, 17 Feb 2021.- En la sesión ordinaria de la Comisión de Gobernación, Administración Pública y Asuntos Electorales de la Legislatura del estado de Querétaro, se aprobó por dos votos a favor el dictamen de las reformas a la Ley de los Trabajadores del Estado de Querétaro, así como la Ley Orgánica del poder Legislativo del estado de Querétaro.

Agustín Dorantes Lámbarri, presidente de la Comisión, afirmó que con esta propuesta se busca que las propias dependencias determinen si brindan la jubilación o no a los trabajadores que lo soliciten; además, se garantiza la eliminación del procedimiento que se lleva en la legislatura.

Asimismo, se borra el requisito de 60 años de edad para acceder al derecho, manteniéndose solo necesitar de 30 años cumplidos de servicio; y se garantiza que el tiempo de respuesta de las dependencias será de 10 días, con sanciones a quienes no procedan conforme a la ley.

Agregó que el tope del monto de jubilación pasará de 42 mil pesos según la última reforma en la materia, a 51 mil 531.50 pesos al día de hoy; equivalente a 575 Unidades de Medida y Actualización; por lo que el monto se actualizará de forma anual.

Dorante Lámbarri manifestó que con esto, se permite que las dependencias apliquen o no los convenios colectivos de trabajo, en los supuestos que favorezcan a los trabajadores.

Sin embargo, el legislador de Morena, Néstor Domínguez Luna, denunció que con esta reforma, se presta para que los titulares de las áreas de Oficialía Mayor otorguen las pensiones y jubilaciones de forma dispareja, poco transparente y de forma violatoria a los derechos de los trabajadores.

El diputado lamentó que con esta determinación se elimine la competencia de la Comisión del Trabajo y Previsión Social de la Legislatura local, para el trámite de estos expedientes.

Reprobó que se otorgarían las pensiones hasta su publicación en la Sombra de Arteaga, eliminando con esto los dictámenes de prejubilación o pretensión de este beneficio laboral; y con lo cual, los trabajadores estarán obligados a seguir laborando.

Domínguez Luna argumentó que las reformas provocarán el retraso de 450 dictámenes, que tendrían que ser devueltos a las dependencias de origen; quedándose solo con el trámite legislativo en 431 amparos.