Cuesta de enero, fácil de superar con hábitos financieros saludables. PIXABAY

Enero apenas termina y pareciera que algunos de los gastos realizados desde el año pasado simplemente no logran solventarse. Sin embargo, sobreponerse a ellos puede ser mucho más sencillo si se logra poner en práctica buenos hábitos de consumo.

Recuperación tras las fiestas navideñas

De acuerdo con Kantar México, institución enfocada en investigaciones de mercado, el mexicano promedio suele gastar entre 3600 y 6500 pesos a finales de cada año como resultado de las diversas celebraciones presentes en esta temporada. Dichos gastos representan algunos de los más fuertes para la población, haciendo que la restauración de la economía personal y familiar tome entre uno y dos meses, dando pie a lo que se le conoce comúnmente como la cuesta de enero.

Si bien es cierto que esta temporada de inicio de año puede parecer un tanto pesada, de acuerdo con diversos asesores financieros esto podría resultar más sencillo de superar de tomarse las medidas adecuadas, tales como un control de gastos o un plan de pagos adecuado a las necesidades y posibilidades del interesado.

Gastos hormiga

Es bien sabido que un gran porcentaje de la población en el país no cuenta con los hábitos financieros adecuados, siendo los gastos hormiga los más importantes a tener encuenta, ya que según los datos arrojados por la Comisión Nacional para la Protección Defensa de los Usuarios (Condusef), estos representan un gasto del 12 % de los ingresos totales anuales del trabajador promedio; es decir, cerca de 15 mil pesos al año.

Estos egresos pueden pasar totalmente desapercibidos, pues se trata de la adquisición de objetos que son generalmente tan insignificantes que terminan por no ser incluidos en el registro de gastos y de acuerdo con la información que ha sido recabada por Rotativo, ahora también los servicios de streaming pueden estar incluidos dentro de esta categoría.

Cómo reducir los gastos hormiga

No obstante, cualquier forma de entretenimiento que requiera de un gasto puede encajar dentro de esta categoría si no es debidamente monitoreada, para lo que un respiro en los momentos de mayor gasto son las plataformas sin costo, como el infinito catálogo de videos que alberga YouTube, en donde es posible encontrar desde videos educativos hasta programas cómicos realizados por creadores independientes y que sin duda pueden ser muy efectivos a la hora de brindar un rato de distracción.

Existen también otras alternativas sin costo, como las tragamonedas gratis que ofrece Vegas Slots Online, que al igual que la anterior cuenta con una amplia oferta de juegos relacionados, con distintas temáticas que prometen el mismo nivel de diversión que sus versiones físicas, por lo que son también una buena opción para pasar el rato. Y, al estar optimizadas para todo tipo de dispositivos, pueden acompañarnos allá donde vayamos.

Para quienes gusten de algo un poco más educativo, también pueden hallarse sitios de educación online gratuita como Coursera o edX de Harvard y otras universidades, que cuentan con cursos en línea que pueden ser también de utilidad para distraerse un rato al mismo tiempo que se aprende. Para quienes se marquen como meta de año nuevo desarrollar una nueva habilidad, esta es una alternativa útil y sin costos asociados.

Alternativas de entretenimiento que nos ayuden a distraernos un rato sin gastar tanto hay muchas, lo más importante es tener la voluntad de llevar un mejor control de gastos y enfocarse principalmente en pagar por aquello que resulte más esencial o que esté dentro de nuestras posibilidades.