“Misión cumplida”, fueron las palabras que utilizó el canciller Marcelo Ebrard, cuando llegaron a México apenas unas miles de vacuna de Pfizer, ante cientos de millones que hacen falta, como si ya no hubiera muertos por COVID19, cuando realmente estamos peor que nunca, pero que nunca en todo, contagios, muertes, economía, empleo, restricciones, etc, etc.

México no recibirá vacunas de Pfizer al menos tres semanas, lo que pone de relieve que el plan nacional de vacunación no se va a lograr no en sueños, es más, [email protected] deberíamos hacernos a la idea que no nos tocara vacuna dentro de todo este año 2021.

O que nos puede tocar una vacuna de la cual no hay evidencias científicas suficientes sobre su efectividad o efectos secundarios, que es más no ha sido aprobada por ningún país serio como lo es la vacuna rusa SputnikV, de la cual México habrá de recibir 12 millones de dosis en próximos días, porque cabe decir que aquí no se da a escoger que vacuna quieres, es la que el gobierno decida darte, ¿Usted confía en la vacuna rusa?

No hay vacunas para médicos de hospitales privados, porque [email protected] ganan más, se dice como excusa, como si [email protected] no arriesgaran sus vidas por cuidar de las nuestras, pero si hay para los servidores de la nación, que absolutamente nada tienen que hacer en las brigadas de vacunación, más que recolectar datos para propósitos electorales, así están las prioridades en este país.

Se exterminó previo a la pandemia la red de logística de distribución de medicinas y hoy estamos viviendo esas consecuencias de tomar decisiones a la ligera.

Sé que muchas personas entre ellas yo, esperábamos que este año 2021 significara el fin de la pandemia, francamente con el paso de los días, eso se ve más lejano y parece aplazarse, ojalá que así sea, por lo pronto, lo que, sí podemos hacer, es seguirnos cuidando, aunque ya estamos hartos no queda de otra, de alguna manera esta nueva realidad parece haber llegado para quedarse y es mejor prevenir que lamentar, siempre.

La enfermedad es mortal no sólo para las personas, también para los negocios, la vida social, la educación, el trabajo, la productividad, hay que darle la seriedad que esto merece y me temo que una vez que [email protected] nos hayamos vacunado, esos efectos no se irán tan rápido, ojalá que me equivoque, pero por lo pronto prefiero recomendarles que tomemos precauciones.