Poder diferenciar una muñeca Lelé realizada por artesanos de las comunidades de Amealco, contra una realizada industrialmente en China.

Querétaro, 21 Enero 2021.- Poder diferenciar una muñeca Lelé realizada por artesanos de las comunidades de Amealco, contra una realizada industrialmente en China, es sencillo si ponemos atención en algunos aspectos del producto, según una artesana indígena que por cuestiones de seguridad prefirió dejar su nombre en anonimato.

La artesana menciona que hay que poner atención en tres aspectos de las muñecas: en las costuras, las cuales no tienen un trazo tan homogéneo y perfecto como el de las chinas; en el encaje de los vestidos y en la movilidad de las faldas.

Además, instó a la población a que preste atención en las cabezas de las muñecas. “Para nosotros los artesanos siempre nuestra muñeca tiene un detalle, puede estar chuequita un poquito de la cabeza porque no lo hacemos con máquina, lo amarramos nosotros y cuando es bien derechito, que no tiene ningún defecto es Chino” afirmó.

Durante los años, han hecho algunas modificaciones con las muñecas Lelé, como ha sido la movilidad de las piernas y brazos de la muñeca que anteriormente no tenían.

Además, actualmente casi ningún artesano borda los ojos de las muñecas porque es un trabajo que nadie valora ni lo paga como debe ser. “Ahora ya es tela o papel”


El tiempo que se puede tardar un artesano en elaborar una muñeca Lelé es de un aproximado de dos horas, ya que primero se hacen las extremidades de la muñeca como la cabeza, las manos y posteriormente el cuerpo.

Ya bien definido esto, se van llenando las extremidades de sus brazos y piernas con algodón y finalmente se cose y se le acomoda el vestido.

Es un trabajo “laborioso y trabajoso” por las habilidades y fuerza que se necesita para poder amarrar bien las extremidades de la muñeca en el cuerpo.

“Si no lo amarras bien, también truena el hilo. Por lo tanto, para la artesana es una labor complicada que no cualquiera puede realizar con facilidad debido a que hasta hay compañeras artesanas que por la dificultad tienden a comprar distintas partes de las muñecas a sus demás compañeras por la dificultad que implica”

Finalmente, la artesana invitó a la gente a que se acerquen con ellos. “Nosotros estamos dispuestos a enseñarle a la gente lo que hacemos,, de dónde venimos, quiénes somos y pa donde vamos”, indicó.