Redacción deportes, 12 ene (EFE).- El español Carlos Sainz (X-Raid Mini JCW) consideró que la novena etapa del Rally Dakar resultó para él especialmente “difícil”, por un problema en el sistema de frenos.

“El de hoy ha sido un tramo complicado para nosotros. Uno de los frenos se aflojó, perdimos el líquido e hicimos la especial con la parte de atrás sin frenos y con poquito delante. Ha sido muy difícil”, dijo el madrileño, último ganador del Rally Dakar en la categoría de coches.

El Matador, tercero en la general, perdió 22 minutos y 30 segundos con respecto al francés Stéphane Peterhansel (X-Raid Mini JCW) y está ya a más de una hora del líder.