San Juan del Río, 2 Noviembre 2020.- La contingencia por el Covid-19, no solo ha cambiado la vida emocional, económica y de salud de la mayoría de las personas, también ha obligado a restringir y suspender, todo tipo de eventos masivos, como los que se realizan para una boda.

De acuerdo a la titular del registro civil en San Juan del Río, María del Carmen García Tagle, dijo que si bien sigue habiendo bodas programadas por el Civil en la dependencia, no se permite más allá de la gente cercana a los contrayentes, como son los padrinos y testigos.

Apuntó que el registro civil sigue aplicando todos los protocolos de sanidad que se han impuesto por las autoridades y que son muy cuidadosos al momento de realizar un casamiento por el civil.

Mientras que mencionó que las bodas o enlaces nupciales a domicilio han disminuido y que por el momento no se están realizando.

Por su parte la Iglesia católica también se ha visto afectada, no solo en lo que se refiere a congregar grandes masas de fieles católicos, sino en la contratación para llevar a cabo las bodas o eventos a domicilio.

Y es que de acuerdo a las autoridades, en los eventos no puede haber más de 100 personas, si se trata de lugares abiertos, lo que ha ocasionado que las bodas se pospongan o que definitivamente se lleven a cabo solo con los contrayentes y familias muy cercanas.

Ha sido la autoridad sanitaria y de protección civil, la que ha estado supervisando que no se lleven a cabo festejos de bodas y otro tipo de fiestas, sin cumplir con las normas sanitarias, por lo que muchos eventos han tenido que ser pospuestos.