Antes de dormir, para muchas personas es habitual mirar la pantalla del celular. Ya sea ver videos o mandar mensajes de textos, este hábito genera problemas en la salud del sueño.

Alejarse del celular antes de acostarse puede ser posible con estos consejos. La Fundación Nacional del Sueño en Estados Unidos, recomienda alejarse de la luz azul de dispositivos digitales por lo menos 30 minutos antes de ir a dormir.

De no hacerlo, el cerebro se mantiene alerta y afecta los niveles de melatonina, sustancia encargada de mantener el ciclo del sueño.

Escuchar más podcast y ver menos videos
Ver una serie, película o video corto antes de dormir pareciera ser relajante, pero no es así. El cerebro reconoce el juego de luces como una forma de mantenerse alerta, además de engancharse fácilmente y querer ver más videos. Una forma de combatir este hábito es comenzar a escuchar podcast. Esto mantendrá la vista alejada de luces por un valioso tiempo y ayudará a concentrarse, con los ojos cerrados, en dormir.

Bloquear el acceso a aplicaciones e Internet
Uno de los desafíos centrales de este problema es tener voluntad para no ingresar a sitios o aplicaciones donde se pueda perder el tiempo.

De no ser posible tomar la decisión de hacerlo, se puede instalar un bloqueador de aplicaciones e Internet para ayudar a mejorar los tiempos en pantalla. Freedom es una aplicación con más de un millón de usuarios dedicada a promover la productividad por medio del bloqueo de distracciones en el teléfono. Esta y otras medidas, como establecer tiempos de uso, pueden ayudar a mejorar las horas de sueño.

Conocer el tiempo invertido en el dispositivo
Descubrir los números personales del uso del celular o dispositivos digitales, y las aplicaciones con más uso, puede motivar a dejar de usarlo por tanto tiempo.

Para iPhone, existe una aplicación llamada Moment, capaz de contabilizar el tiempo de uso de aplicaciones y también limitarlas. Para Android, Quality Time se perfila como una aplicación favorable en el uso responsable del teléfono.

Observar los tiempos de uso a la semana o mes produce un efecto psicológico de reflexión sobre el tiempo y así cambiar hábitos por iniciativa propia.

Poner el teléfono fuera de alcance
Tomar el teléfono sucede a veces inconscientemente, pero si el teléfono está fuera de alcance, la decisión será premeditada y entonces se podrá poner un alto. Esta recomendación necesita de disciplina propia, pues es muy fácil no seguirla. Dejar el teléfono en otra estancia o lejos de la cama ayudará para comenzar.

Evitar la luz azul con modo nocturno o lentes especiales
Si dejar el teléfono antes de dormir no es totalmente posible, cuidar la vista sí lo es. La luz azul de la pantalla en completa oscuridad puede causar fatiga visual y, en casos extremos, ceguera. Tan sólo al cambiar la pantalla en modo nocturno, en iPhone un color ámbar, o usar lentes especiales puede disminuir los efectos negativos. Sin embargo, el contenido del video puede seguir alterando el sueño.

Dormir bien ayuda a tener una vida saludable e, incluso un sistema inmune fortalecido. Estos consejos pueden ayudar a acabar con el mal hábito de usar el teléfono antes de ir a dormir, sólo se necesita comenzar a hacerlo.