Como mensaje divino y castigo a la ineptitud, inmediatamente después de que se aprobó la desaparición de los fideicomisos que han dejado de lado la ciencia, el arte, la tecnología, la innovación, la salud, el deporte, el cine, entre muchos otros, pero también la ayuda en caso de desastres naturales, llegaron lluvias torrenciales a la tierra natal de la 4T, Tabasco, que no hacen más que evidenciar lo necesario de dichos recursos.

Y es que el FONDEN hubiese permitido tener una respuesta mucho más rápida a esta contingencia, que hay que decirlo una parte fue causada por la naturaleza, pero los mayores estragos los causo la ineptitud de la CFE, tal como lo acuso el gobernador al reclamarle al personaje más oscuro de la 4T, el multimillonario, creador de fraudes electorales, chapulín, eterno y ex priista Manuel Bartlett.

13 de os 17 municipios de Tabasco tienen afectaciones, incluido el natal de nuestro presidente Macuspana, y esto ha traído como consecuencia señalamientos fuertes del gobernador Adán Augusto López, acusando de “Profesional cinismo” al director de CFE y también acuso “Negligencia criminal” en el manejo de la presa Peñitas que inundó los municipios de Nacajuca, Jalpa y Cunduacán, por lo que el gobernador dijo que demandaría a Bartlett.

Y es que también en el municipio de Paraíso, donde se construye la refinería de dos Bocas, el mismo que fue descartado para una obra de esta magnitud desde 2008 justamente por sus condiciones desfavorables que se vuelven a evidenciar por quinta ocasión, que ponen de manifiesto la irresponsabilidad no solo de atentar contra el medio ambiente y apostar por un negocio que tiene todas las probabilidades de perder dinero, como ha sido el desastre financiero de PEMEX y la CFE en lo que va de la transformación de cuarta.

Le dicen a la gente que perdió su patrimonio e incluso hasta la vida que fue un “error de cálculo”, esto es totalmente inaceptable, una tras otra vez la transformación de cuarta demuestra que lo barato sale caro, como el manejo de la pandemia que declararon que ya se había terminado y pasado lo peor infinidad de ocasiones, que también tuvieron un error de cálculo de 1600% hasta el momento de muertes, que también han dejado sin medicamento a niños con cáncer, que han dejado a las personas de la salud con muchas bajas a causa de falta de equipo, de pruebas, pero no para ellos, porque los funcionarios se hacen pruebas cada semana, solo para el “pueblo”.